La gran mentira de que el melón es indigesto

 

El refranero clásico dice sobre esta fruta que «por la mañana oro, por la tarde plata y por la noche noche mata», no es cierto según los especialistas.  La gran mentira de que el melón es indigesto.

En muchos hogares españoles esta fruta tiene fama de ser indigesta si se consume antes de ir a dormir. Según el falso mito, el melón fermenta en el estómago y provoca malas digestiones e hinchazón.

Aunque muchos tengan esta creencia -que además se extiende a la sandía- lo cierto es que se trata de un mito, una auténtica falsedad. La realidad es que «es un alimento perfecto para tomar en cualquier momento», según explica la I Guía de los Bulos en Alimentación, que edita Salud sin bulos.

Como mucho, «hay que tener en cuenta que el componente principal en ambos (sandía y melón) es el agua, por lo que si tomas una gran cantidad de estos en la cena puede que te tengas que levantar al baño en mitad de la noche», pero nada más, destaca la publicación.

Este mito se originó en la Edad Media y Moderna, cuando los melones eran tan caros que estaban reservados para las clases más pudientes. El profesor de Biotecnología de la Universidad Politécnica de Valencia J. M. Mulet explica en The Conversation que ponerse tibio a esta fruta era un gran símbolo de estatus social. «Se sospecha que el emperador de Austria Alberto II en 1358, y los papas Pablo II en 1471 y Clemente VIII en 1605, murieron después de darse un festín con melones, lo que pudo dar origen al mito». Una prueba de lo apreciados que eran es que todavía en el siglo XIX el escritor Alejandro Dumas cedió su biblioteca a la ciudad de Cavaillon, en la Provenza, a cambio de la entrega anual de doce melones hasta su muerte.

Sí que puede resultar perjudicial si se toma demasiado frío, ya que existe el riesgo de que se produzca un choque térmico en el organismo. En realidad, el causante de una mala digestión tras haber comido melón puede ser haber cenado demasiado. Nada que no pueda ser extrapolable a estas preciadas frutas.

Tampoco es conveniente abusar

Despajado el mito, el melón no «mata» y que es bueno en todos los momentos del día, si que se puede encontrar problemas si se producen grandes ingestas. Por una parte, cuanto mayor sea la cantidad, peor será su digestión (como en casi todo).

La gran mentira de que el melón es indigesto

Foto: Pixabay

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Frutas Hnos. Ferrer
DELICATESSEN