Bebidas nutritivas que puedes preparar rápidamente

¿Sabías que existen bebidas nutritivas que puedes preparar rápidamente? Así es y no solo son ricas, sino que además le aportan a tu cuerpo toda la energía que requiere para hacer frente a la rutina diaria, incluyendo vitaminas, minerales y más. No dejes de probarlas.

Bebidas lácteas

Ya sea que prefieras beber directamente un vaso de leche de vaca pasteurizada o prefieras las de origen vegetal como el coco, la soya o incluso la almendra.

Tomar un vaso de leche al día contribuye a la hidratación de tu cuerpo y es una excelente fuente de potasio y calcio para fortalecer tus huesos. Sin importar que sea entera o desnatada, lo ideal es que no le añadas miel ni azúcar, en cambio puedes optar por complementar su sabor con canela, cacao en polvo, vainilla y otras especias.

Aguas saborizadas

Por raro que pueda parecer, a muchas personas no les gusta el sabor natural del agua y prefieren cubrir su cuota de hidratación diaria añadiendo frutas, hierbas, especias y verduras que le aportan un toque diferente y la hacen más refrescante.

Es tan sencillo como cortar algunas rebanadas de limón y añadirlas a la jarra de agua, aunque la variedad de frutas que puedes disponer para aportarle sabor es muy amplia, incluso hay quienes le agregan algunas semillas de chía para una hidratación extra.

Batidos o smoothies de frutas y verduras

Actualmente se han puesto de moda los batidos de frutas preparados con una base de agua, leche o incluso bebidas de origen vegetal. Se trata de una opción deliciosa para refrescarte, hidratarte y nutrirte porque aportan vitaminas, minerales y fibras en función de los ingredientes que añadas.

Lo ideal es evitar endulzarlos con azúcar y que su rico sabor provenga de la combinación de frutas de tu agrado. Es tan sencillo como añadir medio vaso de agua o leche a la licuadora y mezclar los trozos de fruta de tu preferencia. Estas son algunas opciones deliciosas:

  •         Batido de yogur y melocotón.
  •         Smoothie de aguacate, plátano y lima.
  •         Batido de moras con plátano y acelgas.
  •         Smoothie de kiwi, aguacate y pera.

Limonadas

¿Sabías que las limonadas no solo llevan agua y limón?, esta bebida tradicional americana es sumamente refrescante y se le puede añadir azúcar al gusto para mejorar su sabor.

Sin embargo, hoy en día existen muchas versiones de limonada donde se evitar agregar azúcar para endulzar y en cambio se añaden otras frutas que además son ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes. Por ejemplo, la limonada de piña y jengibre, frambuesas o sandía y menta.

Infusiones frías, sin azúcar

Siempre es un buen momento para beber una taza de café o té, ya sea natural, frío o caliente, incluso se han creado las versiones heladas de estas infusiones.

A todas ellas es posible agregarles complementos como la canela, vainilla, limón, menta y más, según el propósito por el cual las consumas y para mejorar su sabor. En cualquier instancia, la recomendación es evitar endulzar con azúcar refinada y en cambio utilizar edulcorantes naturales.

Horchatas

La horchata es una bebida similar a la leche, la cual se obtiene al machacar e infusionar granos de chufa, almendra, cebada, arroz y más.

Se trata de una bebida vegetal de agradable sabor, textura suave y rica en potasio, calcio y vitaminas del grupo B. Prepararla en casa es bastante sencillo e igual que en los casos anteriores se recomienda endulzar naturalmente.

Granizados de frutas

Esta es otra opción sumamente refrescante que puede complementar tu hidratación en cualquier momento.

Para preparar un granizado de frutas basta con batir la pulpa congelada o hacer una mezcla de agua y hielo con la fruta de tu preferencia hasta obtener una consistencia cremosa. Algunas opciones incluyen el limón, café, cerezas y sandía pero la variedad depende de tus gustos.