Yogur al horno con ruibarbo y naranja confitada

Yogur al horno con ruibarbo y naranja confitada

Esta receta de yogur al horno es una combinación irresistible de yogur, crema y leche condensada, ligeramente condimentada con vainilla y cocinada suavemente.

Un postre glamoroso por derecho propio con la adición de un jugoso confit de naranja, un cítrico Chantilly y vibrantes trozos de ruibarbo escalfado.

Hoy vamos a preparar un yogur al horno con ruibarbo y naranja confitada

Ingredientes:

Para el yogur;

Para el ruibarbo escalfado;

  • 500 gramos de ruibarbo
  • 1 naranja, la ralladura y el jugo
  • 50 gramos de azúcar
  • 50 ml de agua

Para decorar;

Elaboración del yogur al horno con ruibarbo y naranja confitada:

Precalentamos el horno a 150ºC.

Comenzamos preparando el yogur horneado. Mezclamos la leche condensada, la crema de leche, el yogur y la vainilla juntos y páselos por un chino.

Disponemos 10 copas de cristal a prueba de horno dentro de una bandeja profunda y llenamos cada recipiente con aproximadamente 70 gramos de la mezcla de yogur. Vertemos suficiente agua tibia en la bandeja para formar un baño María, seguido cubrimos la bandeja con papel de aluminio y horneamos durante 15 minutos hasta que se asiente.

Del ruibarbo escalfado;

Mientras tanto, preparamos el ruibarbo escalfado. En una sartén pequeña, calentamos suavemente el agua y el azúcar para formar un jarabe. Medimos 40 ml, reservamos y desechamos el resto.

Recortamos los extremos del ruibarbo y cortamos los tallos en trozos pequeños. Colocamos el ruibarbo en una bolsa de vacío, manteniendo los trozos planos para conservar su forma, y ​​agregamos el zumo de naranja, la ralladura y el jarabe que tenemos reservado. Sellamos la bolsa y cocinamos al baño María durante 10 minutos.

Del resto de la receta;

Retiramos el yogur del horno. Dejamos que las copas se enfríen un poco antes de transferirlas a la nevera hasta que estén listas para servir.

Una vez cocido, retiramos el ruibarbo del baño de agua y dejamos enfriar, si queremos enfriamos en agua helada para enfriarlo rápidamente. Retiramos el ruibarbo enfriado de la bolsa, reservando el licor para decorar.

Presentación:

Para servir, vertemos un poco del licor de ruibarbo en cada copa de yogur, unos puntos de nata con la ayuda de una manga pastelera, los segmentos de naranja y los trozos de ruibarbo entre cada copa, esparciendo cáscara de naranja confitada en juliana y unas hojas de menta para adornar.

Yogur al horno con ruibarbo y naranja confitada

La receta original es una idea de Graham Hornigold

 

Escribe un comentario

Colaboradores