Vichyssoise tradicional para disfrutar del verano

 

Esta crema fría a base de puerros y patatas es una de las imprescindibles del verano: es rápida de hacer, refrescante e hidratante. Vichyssoise tradicional.

La Vichyssoise es un plato conocido mundialmente, y a pesar de que muchos son los que aseguran ser los creadores de este clásico (franceses, españoles y estadounidenses), lo cierto es que sus orígenes no están del todo claros.

Ingredientes para seis personas:

  • 600 gramos de puerro, solo la parte blanca
  • 400 gramos de patata
  • una cebolleta
  • un litro de caldo de pollo (mejor si es casero)
  • una nuez de mantequilla (menos de 60 gramos)
  • 200 mililitros de nata para cocinar
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta al gusto
  • sal

Elaboración de la vichyssoise tradicional:

Para conseguir que esta crema fría tenga un sabor intenso a verdura, lo primero que hay que hacer es picar la parte blanca de los puerros y la cebolleta en dados muy pequeños que faciliten, después, su batido. Una vez cortados, hay que pocharlos en una cazuela en la que, previamente, se haya fundido la mantequilla junto con un chorro de aceite de oliva. Cabe destacar que, para evitar tirar nada, se puede reservar y congelar la parte verde de los puerros para preparar un caldo o el fondo de un buen guiso de carne o pescado.

¡Cuidado con el color!

Si bien es cierto que para numerosos guisos es conveniente que las verduras se doren para aportar más sabor, en la vichyssoise es esencial que los ingredientes no adquieran este color, pues le aportará unos matices que poco tienen que ver con esta crema suave. Así, hay que ser cauto con la intensidad del fuego y no tardar demasiado en añadir las patatas cortadas a dados sin parar de remover. Solo quedará salpimentar y añadir el caldo de pollo, para lograr que las verduras se cuezan y cojan sabor.

Batir la crema y dejar enfriar

Una vez que la verdura se ha cocido en el caldo de pollo y la mezcla se ha enfriado, hay que triturar la sopa y pasarla por un colador para evitar que queden grumos o tropezones. Después, conviene echar con cuidado (y a temperatura ambiente) la nata e ir removiendo la mezcla hasta que vaya espesando. Solo quedará atemperar la crema y enfriar, posteriormente, en la nevera para servir bien fría.

Vichyssoise tradicional

heraldo.es

Pexels

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN