Un hotel noruego suspendido de un acantilado

 

Este hotel no es apto para personas con miedo a las alturas. Si no puedes dormir bien con la olas de calor, este hotel te puede interesar mucho. De momento es solo un proyecto, pero pronto sera una realidad y podrás alojarte suspendido en un acantilado en un hotel. Un hotel noruego suspendido de un acantilado

El ‘Cliff Concept Boutique Hotel’ es el último proyecto de Hayri Atak Architectural Design Studio, los creadores del centro de observación de aves de Letonia y de la estación de tren translúcida de Berlín.

El hotel colgará del acantilado Preikestolen, en Noruega, y desde todas sus habitaciones se podrá disfrutar de vistas a la cordillera de Scandes y el fiordo Lysefjorden.

 

 

En a su complicada geometría el acceso estará situado en el techo del hotel y contará con cinco plantas. La más baja de todas estaría protagonizada por una piscina infinita transparente, que dará a los huéspedes la sensación de estar flotando literalmente en la nada.

El proyecto, claro, no es apto para todo el mundo. Aquellos que no valoren la belleza de las montañas y, sobre todo, que no toleren las alturas, no deberían ni plantearse viajar a Noruega para visitar el lugar.

Este hotel acantilado estará situado a nada menos que 600 metros de altura, y contará con un mirador en la parte superior, junto al acceso, para no quitarle espacio de disfrute a la montaña.

 

 

Así que, si te has quedado sin plan para estas vacaciones, este hotel de Noruega no te vale. Pero lo que sí puedes hacer es planear un viaje a los fiordos en un par de años para acabar nadando en el aire de Preikenstolen.

Un hotel noruego suspendido de un acantilado

Preikestolen, o el Púlpito, se alza 604 metros sobre el fiordo Lysefjord y la ruta que lleva hasta él es una de las más famosas de Noruega. El interés por Preikestolen aumenta cada año: en 2017 más de 300.000 amantes de la naturaleza y el senderismo visitaron esta formación rocosa única.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN