Turrón de yema tostada casero

Turrón de yema tostada casero

 

Turrón de yema tostada casero. El turrón de yema tostada tiene su origen en el aprovechamiento que se hacía de las yemas desperdiciadas al elaborar turrón duro y blando en los obradores de pastelería. Sea como fuere, esta variedad de turrón es un clásico de la Navidad y está muy rico y delicioso.

Ingredientes:

  • 4 yemas de huevo
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 175 gramos de almendras molidas
  • 200 gramos de azúcar glass
  • azúcar para espolvorear

 

Turrón de yema tostada casero

 

Elaboración del turrón de yema tostada casero:

Mezclamos ligeramente las yemas con el extracto de vainilla, sin batir.

Mezclamos también las almendras molidas y el azúcar y vamos añadiendo poco a poco las yemas con el extracto de vainilla, mientras que amasamos.

Si la masa queda demasiado húmeda y se pega a las manos, añadimos más azúcar y almendra molida, siempre en la misma proporción.

Amasamos hasta que la masa tenga la textura de mazapán. Formamos con la masa una bola redonda.

Con la ayuda de un rodillo aplanamos la masa en forma de rectángulo de aproximadamente 1,5 cm de espesor, a continuación, utilizamos un cuchillo afilado para cortar los lados y formar el rectángulo típico de las tabletas de turrón.

Colocamos la tableta en una hoja de papel de horno y vertemos generosamente azúcar glass.

Derretimos el azúcar para formar una costra de caramelo con un quemador tradicional o un soplete de cocina.

Una vez que la masa esté fría y ya no pegajosa, damos la vuelta a la tableta de turrón y hacemos lo mismo con el otro lado.

Cubrimos con papel encerado y dejamos reposar durante al menos 4-5 días antes de comerlo.

Turrón de yema tostada casero

¡Una auténtica delicatessen para la Navidad!!!

Origen del turrón

Cristina Sánchez y Eduard Sellabona comparten su receta de esta variedad de turrón.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN