Trufas para celebrar la Navidad

 

La Navidad no sería Navidad sin sus sabrosos bizcochos, turrones y otros dulces típicos. Trufas para celebrar la Navidad.

A medida que las vacaciones se acercan al final del año, es hora de entrar a la cocina. En forma de abetos, estrellas, casas de pan de jengibre o trufas como las que os sugiero no pueden faltar a los postres. Este dulce navideño nos llevará de vuelta a la infancia. Rellenas de chocolate y almendras, esta especialidad inglesa con frutos secos no puede faltar. Y afortunadamente son fáciles y rápidas de preparar y requieren muy pocos ingredientes. ¡Esto nos dejará mucho tiempo para disfrutar!

Tradicionalmente ofrecidas en Navidad, las trufas fueron inventadas por Louis Dufour, un pastelero en Chambéry, en diciembre de 1895.

Ingredientes para 20 personas:

  • 200 gramos de chocolate negro
    200 gramos de almendras molidas
    30 gramos de mantequilla
    2 cucharadas de leche
    1 huevo
    2 cucharadas de azúcar glas
    fideos de chocolate

Elaboración de las trufas:

De las rufas;

Derretimos el chocolate con la leche al baño maría. Derretimos la mantequilla en una cacerola. Fuera del fuego, agregamos la yema de huevo, la mantequilla derretida y el azúcar al chocolate. Seguido agregamos las almendras molidas. Ponemos en la nevera durante al menos 2 horas para endurecer y poderles dar forma.

Presentación:

Formamos con la masa unas bolas y rebozamos con almendras picadas o gránulos o fideos de chocolate. Mantenlas frescas hasta su uso. También las podemos congelar.

Trufas para celebrar la Navidad

  • Tiempo de preparación: 15 minutos.
  • Tiempo de cocción: 10 minutos.
  • Dificultad: muy fácil
  • Tipo de plato: Postre
  • Calorías / persona: 136

La creación de esta golosina se otorga a Louis Dufour pastelero de Chambéry. El 28 de diciembre de 1895 el señor Dufour se dio cuenta que su almacén se había quedado vacío de provisiones y que no iba a poder surtir sus clientes.

Se rehusó a pedir ayuda a otros pasteleros de la región, por lo que tuvo que imaginar una solución. Decidió entonces fabricar él mismo un producto digno de la calidad de su boutique pero que fuera de fabricación rápida. Primero removió la crema, luego añadió cacao, vainilla y en un instante la mezcla estaba hecha… Con mucho cuidado formó pequeñas bolitas que mojó en una cobertura para después hacerlas rodar en el polvo de cacao.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN