Trufas de chocolate al Amaretto con helado

Trufas de chocolate con helado

 

 Trufas de chocolate al Amaretto. El chocolate para el desayuno es una gran idea, al parecer a la hora del desayuno tomar chocolate mejora la capacidad de respuesta del cerebro, lo que lo hace más inteligente para hacer frente a los desafíos del día.

La vida es como una caja de bombones, nunca sabes lo que te va a tocar. Pero hoy si lo sabemos, vamos a elaborar unas deliciosas y sugerentes Trufas de chocolate con helado

Ingredientes:

  • 125 gramos de chocolate negro.
  • 250 ml. de nata líquida.
  • 10 gramos de mantequilla.
  • amaretto
  • cacao en polvo.
  • helado de chocolate

Elaboración:

Lo primero que vamos a hacer para preparar las trufas de chocolate que tenemos hoy de postre, es que vamos a calentar 10 gramos de mantequilla. Cuando empiece a derretirse, le añadimos 125 gramos de chocolate negro, troceado fino y dejamos que empiece a derretirse, removemos bien para que se mezcle con la mantequilla seguimos removiendo hasta que quede todo bien integrado.

Seguido en un calzo, vamos a calentar 250 ml. de nata. Una vez que rompa a hervir, retiramos del fuego y la dejamos enfriar.

En que se haya enfriado, la agregamos al cazo con el chocolate y removemos bien el conjunto. Seguido un chorrito de Amaretto,  y volvemos a remover hasta conseguir una buena mezcla.

Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente durante 24 horas.

Pasadas las 24 horas, con la ayuda de un saca bolas de los de helado, vamos cogiendo bolitas y con las manos bien limpias formamos bolitas pequeñas o medianas, como más nos guste y las aplastamos ligeramente por la base. Según las tengamos las iremos colocando en un plato e introducimos en la nevera hasta el momento de usarlas.

Presentación de las trufas de chocolate al Amaretto:

Las pasamos por cacao en polvo y acompañamos de una quenelle de helado de chocolate o de nata.

Trufas de chocolate al Amaretto

El cacao era tan importante para las civilizaciones precolombinas que las semillas de la planta se utilizaban como moneda de cambio y como unidad de medida.

El licor Amaretto, la bebida del amor y de la pasión

Su personalidad es única y existen dos leyendas que hablan de su origen, donde dos mujeres preparan esta bebida para su ser amado. La más conocida es la de Saronno, lugar considerado la cuna del Amaretto, y que vincula el arte y la bebida. Cuenta la historia que Leonardo da Vinci le encargó a su discípulo Bernardino Luini que pintara la Madonna, y él le pidió a la hija de la dueña de una hospedería que posase para él. Esta joven se enamoró de Bernardino y como agradecimiento le preparó una bebida con carozos de damascos y almendras de los que ella tenía en su propio jardín. Desde allí el Amaretto di Saronno fue reconocido como bebida afrodisíaca. 

 

Escribe un comentario

Colaboradores