Trucos de cocina, que funcionan muy bien

Hoy os voy a mostrar unos trucos de cocina que son muy efectivos en la cocina y te van a venir muy bien

Para quitar el exceso de grasa en guisos y estofados

Toma una generoso trozo de papel de cocina, dóblalo sobre si mismo para obtener un cierto grosor y pásalo sobre el guiso para que empape la superficie de grasa. Un truco que nos va a ayudar a absorber el exceso de grasa de una manera rápida.

Si tienes tiempo puedes dejar que se enfríe el guiso o estofado y la grasa se solidificará  y así la podremos quitar perfectamente, pero para esto hace falta que andes bien de tiempo.

Conservar frescas las hierbas aromáticas 

Seguro que siempre pones el perejil en agua. Pues no lo hagas, al final si no lo usamos rápido el agua acaba pudriéndose y las hierbas se estropean antes. Una forma más práctica y que te va a ayudar a conservar más tiempo tus hierbas aromáticas y además vas a ahorrar espacio en la nevera es enrollando en un poco del papel de cocina humedecido, alrededor del manojo y sobre todo en la base del tallo. Dentro de una bolsa de plástico también es buena idea.

Para evitar que la tabla de corte se mueva

Las tablas de corte profesionales vienen de serie con unas ventosas para que no se muevan de la mesa cuando cortamos, pero si se pierden o no vienen, un truco es poner un trozo de papel de cocina húmedo debajo de la tabla. Ya no se moverá.

Para hervir agua ahorrando tiempo y energía

Muchas veces se cocinan más de la cuenta algunos alimentos por que los tenemos demasiado tiempo en el agua esperando que comience a hervir o simplemente perdemos mucho tiempo esperando que rompa a hervir el agua para echar los alimentos. Tapa siempre la cazuela, hervirá mucho antes y ahorraremos hasta un 70% de tiempo si lo hacemos.

Usa la báscula para pesar todo incluso la sal y las especias, así siempre te saldrán las recetas igual

Una micro bascula que pese gramos es ideal y son muy económicas.

Usa un dosificador para el aceite y así gastarás menos

Comúnmente conocidos como biberones. Vamos a ahorrar un montón de aceite, vamos a comer más saludable y con una menor cantidad de grasas. También puedes usar una aceitera. Tu salud y tu bolsillo te lo agradecerán.

Usa relojes para medir el tiempo

Venden temporizadores que suenan cuando los programas para calcular exactamente el tiempo de cocinado de un alimento.

Además uno de los fallos más comunes es no calcular el tiempo, así nunca te saldrá una receta igual 2 veces si no calculas el tiempo de cocción de sus diferentes partes. Por ejemplo un huevo cocido son 10 minutos desde agua fría o la pasta (dependiendo del fabricante y el tipo) entre 8 y 12 minutos.

Ayuda a tu procesador de alimentos, (batidora, turmix) cortando previamente con el cuchillo lo que vayas a triturar.

Cuando trituramos se produce una alta revolución que genera fricción contra los alimentos y eleva la temperatura de estos por lo que si no ayudamos a nuestras trituradoras lo que haremos será elevar dicha temperatura y esto altera el sabor de nuestras recetas. Sobre todo, se nota en las sopas fías como gazpachos, salmorejos, y batidos verdes.

Entre la máxima potencia de los fuegos y la mínima hay una zona media de calor

Hay mucha gente que o quema las cosas cuando cocina o directamente apenas le da calor para evitar que se quemen. Usa el fuego medio que iremos ajustando y aunque empecemos una receta a fuego fuerte podemos ir regulándola un poco menos o más dependiendo de las necesidades de la receta.

Trucos de cocina

Tenemos que cocinar con cariño, y suavidad, de esta forma nuestras recetas nos saldrán exquisitas y llenas de sabor.

Ayúdate con estos trucos de cocina.

Foto: Pixabay

Escribe un comentario

Colaboradores