Tortilla de calabacín perfecta ¿cómo se hace?

 

El objetivo para que nos quede: una tortilla compacta, hermosa a la vista, suave por dentro y ligeramente crujiente por la superficie, reside en tomar en cuenta estas 10 claves. Tortilla de calabacín perfecta 

Para obtener una tortilla de calabacín (o cualquier otro ingrediente) como esta, simplemente sigue estas diez reglas simples.

1. La receta clásica incluye 2 huevos por persona, máximo para 8 personas cada tortilla. Nunca te excedas, de lo contrario se hace difícil manejar la tortilla en la sartén. Si hay más personas en la mesa, es mejor cocinar más de una.

2. Usa huevos frescos. Para comprobarlo, sumérgelos en un vaso de agua con un puñado de sal: si se hunden están frescos. Si flotan, deben ser tirarlos a la basura directamente..

3. Batir los huevos brevemente y con un tenedor, no con un batidor. La yema y la clara de huevo deben amalgamarse, pero la mezcla mantiene una cierta consistencia.

4. Puedes batir las claras de huevo aparte: para obtener una tortilla suave y más esponjosa, luego incorporarlas suavemente en las yemas de huevo batidas, mezclándolas de abajo hacia arriba.

5. Agrega los otros ingredientes, calabacín en este caso: una o dos cucharadas de leche para garantizar una tortilla más suave, Parmigiano Reggiano rallado, una pizca de sal y una pizca de pimienta. Simplemente mezcla con una cuchara de madera.

6. Prepara las verduras: el calabacín, las patatas, las cebollas y los pimientos deben cortarse y colocarse en la sartén para pochar. Puedes añadir espinacas, requieren antes un escaldado en agua con sal.

7. Elije la sartén adecuada: debe ser antiadherente y gruesa. Diámetro: 16 cm para 4 huevos, 24 cm para 8. Engrásala  con un poco de aceite de oliva virgen extra.

8. Cocinado: estamos en la fase más destacada, pero incluso si eres un principiante pasarás la prueba de manera brillante. Calienta  las verduras ya cocinadas en la sartén: deben formar una sola capa, no superponerse demasiado y mezcla con los huevos. Cuando la sartén esté caliente, baja el fuego y extiende los huevos batidos de manera uniforme.

9. Gira la tortilla: es el momento más difícil, pero el secreto es mantener la calma. Después de unos cuatro minutos, llega el momento de girar la tortilla (verifique el nivel de cocción, siempre ayudándose con un tenedor): retira la sartén del fuego, toma un plato plano que tenga el mismo diámetro que la tortilla y colócalo encima sosteniéndolo firmemente con la mano y listo, levanta la sartén por el asa y gírala con un movimiento rápido. Ahora simplemente deslízala en la sartén y cocina durante otros 5 minutos.

10. Sirve la tortilla caliente, tibia, o fría, sola tal cual cortada en raciones, en un sándwich o acompañada de una ensalada de temporada.

Tortilla de calabacín perfecta

¡Disfruta tu tortilla!!!

GQ Italia

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN