Tinto de verano, mejor con gaseosa o con limón

Tinto de verano, mejor con gaseosa o con limón

Tinto de verano, mejor con gaseosa o con limón

Es la bebida más popular del verano, junto con la cerveza es la bebida estrella de los chiringuitos de playa y las terrazas de las ciudades. Se debiera tomar con vinos de calidad, pero la norma general es utilizar vinos tintos de calidad baja, a precios por botella que no superan los dos euros, con lo que los problemas pueden surgir por cualquier lado.

Incluso te puedes encontrar con tintos de verano que ni huelen a vino, sólo a corcho. Un tinto de verano debiera prepararse con un tinto joven o de crianza mínima a un precio en tienda de 4-5 euros, tampoco nos vamos a ir a un vino más caro y de calidad superior.

Una botella de vino de 4 euros más una botella de gaseosa (menos de un euro) y unos cubitos de hielo, una rodaja de naranja y otra de limón por vaso, tampoco sale tan caro de coste como para que no nos sirvan el tinto de verano con un mínimo de calidad.

Como prepararlo, con limón o con gaseosa

Lo suelen preparar con limón, o con gaseosa, o de las dos maneras. ¿pero cuál es la diferencia?

El tinto de verano con limón es una contradicción, ya que el vino contiene diferentes ácidos, ya sean de forma natural (tartárico, málico y cítrico) y procedente de la uva, o derivados de la fermentación. De hecho, es una bebida ácida. A menor calidad del vino, mayor sensación de acidez, si se le añade un cítrico como es el limón el resultado deja mucho que desear.

Con el tinto de verano con gaseosa es al contrario ya que es la mejor forma de paliar la bajísima calidad de los vinos utilizados. La gaseosa aporta toques dulces que sirven para alcanzar un equilibrio a la acidez propia del vino. Quizás refresca menos, pero tu organismo lo agradecerá más.

Conclusión: mejor con gaseosa que con limón.

 

1 Comentario

  1. gracias

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN