Talo de maíz, el pan de los vascos

Talo de maíz, el pan de los vascos

Aunque parezca mentira, el que fuera uno de los alimentos básicos y más populares de la dieta vasca durante cuatro siglos está en peligro de extinción: a pesar de su sencillez a la hora de elaborarlo, de ser consumido tiempo atrás casi a diario, ahora tan solo se consume un par de fechas al año, y además nadie lo hace en casa. Talo de maíz, el pan de los vascos

El talo de maíz ha desaparecido casi completamente de los fogones domésticos y sin embargo, es la estrella culinaria de todos los eventos que se celebran en el País Vasco. Si lo quieres hacer en casa es muy fácil.

La receta del Talo de maíz

 

talo-de-maiz-mercado-de-santo-tomas

 

Esta sencilla torta de harina de maíz era el humilde acompañante de los desayunos, comidas y cenas, el pan nuestro de cada día de los vascos.

Estrechamente emparentado con las tortillas mexicanas o los tortos asturianos, el talo era sota, caballo y rey en el régimen alimenticio de una población rural que no podía ni soñar con la diversidad culinaria que disfrutamos hoy en día. Durante la Guerra Civil y los años siguientes sirvió de recurso fundamental frente a la escasez de pan de trigo, y seguramente por su asociación a una vida pobre, rústica y limitada fue olvidado poco a poco a partir de los años 60 del siglo XX.

¿Cómo se hace el Talo de maíz?

Talo de maíz para cuatro personas

Ingredientes (cantidades aproximadas)

  • 350 gramos de harina de maíz tostado
  • 250 ml. de agua caliente
  • sal

Elaboración:

Ponemos la harina en un recipiente o cuenco grande, dejando un hueco en el centro a modo de volcán. Añadimos la sal y echamos el agua tan caliente como aguanten tus manos.

Mezclamos con un cucharón de madera y amasamos a mano hasta conseguir una textura de plastilina que no se pegue a las manos. Cubrimos con un paño húmedo y dejamos reposar 15 minutos.

Hacemos unas bolas de unos 5 centímetros de diámetro y las aplanamos con las manos o con un rodillo lo más finas posible sin que se rompan.

Asamos en una sartén o plancha muy calientes por los dos lados hasta que se doren.

Acompañamos con chorizo, panceta, morcilla frita, miel o queso.

Talo de maíz, el pan de los vascos

Foto: Comida´s

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN