Suiza prohíbe cocinar las langostas tirándolas en agua hirviendo

Suiza prohíbe cocinar las langostas tirándolas en agua hirviendo

El Gobierno de Suiza ha prohibido la práctica culinaria de tirar las langostas vivas al agua hirviendo para cocinarlas y ha establecido que antes deberán ser aturdidas, en el marco de una revisión de su legislación en materia de protección animal.

(Quien dice langostas dice bogavantes etc.)

Los crustáceos vivos, incluida la langosta, ya no podrán ser transportados sobre hielo o agua helada. Las especies acuáticas deben mantenerse en su entorno natural. Desde ahora los crustáceos deben ser aturdidos antes de matarlos”, señala la normativa aprobada por el Gobierno suizo este miércoles y que entrará en vigor en marzo.

¿Cómo aturdirlas?  Basta tenerlas unos minutos en el congelador.

La legislación también busca acabar con las granjas ilegales de cachorros, prohibir los dispositivos automáticos que castigan a los perros por ladrar, explicitar las condiciones para sacrificar animales enfermos o heridos y responsabilizar a los organizadores del bienestar animal en eventos públicos.

La reforma de la normativa suiza llega después de que en Italia un tribunal dictaminara en junio que las langostas no deben mantenerse vivas en hielo en los restaurantes porque supone un sufrimiento injustificable antes de que se las mate para la alta cocina.

¿Por qué se cocinan vivas?

Las langostas y otros mariscos poseen bacterias perjudiciales naturalmente presentes en su carne. Una vez que la langosta está muerta, estas bacterias pueden multiplicarse rápidamente y soltar toxinas que pueden no destruirse cuando se cocina. Entonces, al cocinar la langosta viva, se minimiza la posibilidad de intoxicación. Pero es por eso que debe ser cocinada viva pero aturdida previamente para que no sufran.

Suiza prohíbe cocinar las langostas tirándolas en agua hirviendo

 

Escribe un comentario

Colaboradores