Solomillo con revollones al vino tinto

Solomillo con revollones al vino tinto

Ya tenemos rebollones o rovellons como se les denomina en algunas regiones. Esta mañana vi los primeros de la temporada en mi frutero gracias a las lluvias que han caído estos últimos días, y me he decidido a cocinar con ellos una excelente y sabrosa receta de otoño, un Solomillo con rebollones

Ingredientes:

  • 1 solomillo de cerdo ibérico
  • 2 cucharadas aceite de oliva
  • una nuez de mantequilla
  • 250 gramos de rebollones
  • 1 cebolla finamente picada
  • 4 dientes de ajo, picados
  • 1 cucharada de tomillo fresco picado
  • ½ taza de caldo de ave suave
  • vino tinto del Somontano
  • tomillo fresco
  • pimienta
  • sal

Solomillo con revollones al vino tinto

Elaboración del solomillo con rebollones:

En una cazuela grande a fuego medio. Derretimos la mantequilla y una cucharada de aceite de aceite de oliva. Añadimos los rebollones previamente limpiados con un paño húmedo y cocinamos durante 5 minutos. Agregamos la cebolla picada finamente y cocine durante otros 3 minutos.

Luego agregar dientes de ajo y luego se sazona con sal, ¼ cucharadita de pimienta y 1 cucharada de tomillo fresco. Cocinamos otros 2 minutos más, removemos sin parar. Transferir la mezcla de rebollones a un plato.

Limpiamos el solomillo de grasas y cortamos en rodajas, salpimentamos, pasamos por harina y freímos ligeramente.

Pasamos los solomillitos a la cazuela y rehogamos, alrededor de 5 minutos.

Agregar ½ taza de caldo de carne y cubrimos con vino tinto de calidad, como puede ser un Somontano.

Cocinamos con una rama de tomillo hasta que la carne esté tierna y la salsa y reduzca a la mitad. Comprobamos el punto de sal y reservamos para el día siguiente. Los guisos son más sabrosos de un día para otro.

Solomillo con rebollones al vino tinto

¡Un plato exquisito de otoño!!!

El rebollón, níscalo robellónde nombre científico Lactarius deliciosus, es un hongo comestible, de la familia Russulaceae. Es muy común en España y crece en pinares y bosques. Su seta, o cuerpo fructífero, aflora en otoño, y es muy apreciada en gastronomía, sobre todo para los guisos.

 

Escribe un comentario

Colaboradores