Salsa de tomate Bloody Mary perfecta

Esta salsa que os propongo no es el ketchup convencional ya que lo supera en sabor y calidad. Es ideal para hamburguesas caseras, patatas fritas, y salchichas pero también funciona muy bien con quesos y embutidos a la brasa. Salsa de tomate Bloody Mary

Ingredientes:

  • 500 gramos de tomates cherry, en cuartos
  • aceite de oliva
  • 3 tallos de apio, finamente picados
  • 1 diente de ajo, finamente picado
  • 3 ramitas de tomillo fresco
  • 1 cucharada de puré de tomate
  • 1 cucharada de vinagre de vino tinto
  • 3 cucharadas de vodka
  • 1 cucharada de salsa Worcestershire
  • 1 cucharadita de Tabasco
  • pimienta negra recién molida
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de salsa de rábano picante
  • sal de apio

Elaboración:

Añadimos una pizca de aceite de oliva en una sartén y ponemos a fuego lento. Sofreímos el apio y el ajo hasta que estén suaves.

Seguido añadimos los tomates cherry a la sartén, asegurándonos de agregar también los jugos que se produjeron durante el corte de los mismos.

Pasados los 5 minutos, añadimos todos los demás ingredientes y mezclamos bien

Cocinamos a fuego lento durante unos 20 minutos, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue

Probamos y ajustamos los niveles de condimentos y especias

Pasamos a un procesador de alimentos hasta que tengamos una consistencia de salsa de tomate gruesa.

Vertemos en un recipiente hermético esterilizado y guardamos en la nevera hasta su uso durante un máximo de un mes.

Salsa de tomate Bloody Mary

¡Pruebala, está deliciosa!!!

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN