Salsa de tomate Bloody Mary perfecta

Esta salsa que os propongo no es el ketchup convencional ya que lo supera en sabor y calidad. Es ideal para hamburguesas caseras, patatas fritas, y salchichas pero también funciona muy bien con quesos y embutidos a la brasa. Salsa de tomate Bloody Mary

Ingredientes:

  • 500 gramos de tomates cherry, en cuartos
  • aceite de oliva
  • 3 tallos de apio, finamente picados
  • 1 diente de ajo, finamente picado
  • 3 ramitas de tomillo fresco
  • 1 cucharada de puré de tomate
  • 1 cucharada de vinagre de vino tinto
  • 3 cucharadas de vodka
  • 1 cucharada de salsa Worcestershire
  • 1 cucharadita de Tabasco
  • pimienta negra recién molida
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de salsa de rábano picante
  • sal de apio

Elaboración:

Añadimos una pizca de aceite de oliva en una sartén y ponemos a fuego lento. Sofreímos el apio y el ajo hasta que estén suaves.

Seguido añadimos los tomates cherry a la sartén, asegurándonos de agregar también los jugos que se produjeron durante el corte de los mismos.

Pasados los 5 minutos, añadimos todos los demás ingredientes y mezclamos bien

Cocinamos a fuego lento durante unos 20 minutos, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue

Probamos y ajustamos los niveles de condimentos y especias

Pasamos a un procesador de alimentos hasta que tengamos una consistencia de salsa de tomate gruesa.

Vertemos en un recipiente hermético esterilizado y guardamos en la nevera hasta su uso durante un máximo de un mes.

Salsa de tomate Bloody Mary

¡Pruebala, está deliciosa!!!

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN