Salsa de barbacoa ¿Cómo se hace?

 

Salsa de barbacoa ¿Cómo se hace?. El origen exacto de la salsa barbacoa no están muy clara, pero se cree que su origen viene de Carolina del Sur en algún momento del siglo XVII. En general, es una salsa de tomate y con especias.

El placer de una buena barbacoa es absolutamente innegable. Será porque es uno de esos escasos momentos en los que puedes permitirte estar rodeado de familiares y amigos, será también porque después de todo te pones el delantal y cuidas de las brasas que nos hace sentir un poco ‘chef’. Pero ten cuidado, porque tienes que seguir una serie de reglas para preparar una parrilla profesional real, también es importante pensar en la salud.

Ingredientes:

  • 30 gramos de azúcar morena
  • 1 cucharada de salsa Worcestershire
  • 1 cucharada de vinagre de sidra
  • 150 gramos de salsa de tomate
  • 1 cucharadita de mostaza inglesa
  • 1 pizca de pimienta
  • una pizca de sal

Elaboración:

En una cazuela pequeña ponemos el azúcar, la salsa Worcestershire y el vinagre de sidra, y mezclamos bien para combinar.

Ponemos la cazuela a fuego lento y cocinamos hasta que el azúcar se haya disuelto

Añadimos la salsa de tomate, la mostaza, la sal y la pimienta y mezclamos bien. Dejamos que se enfríe antes de servir.

Variantes:

Para una versión de la salsa menos dulce, sustituimos la salsa de tomate por un poco de cebolla y tomate natural picado. Podemos añadir tabasco o si queremos un toque ahumado a la salsa añadimos una cucharadita de pimentón ahumado.

Sugerencias para servir

Utiliza la salsa de barbacoa como adobo para la carne, ternera, cerdo y pollo.

Alternativamente, utilizar como ketchup para hamburguesas, carne o alas de pollo.

Salsa de barbacoa ¿Cómo se hace?

¿Barbacoa de gas o de carbón? no es una tarea sencilla. Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas pero os voy a ayudar a decidir qué modelo de barbacoa es la más ventajosa.

Empecemos por el sabor
Uno de los puntos más importantes para muchos de nosotros es el sabor. Se dice que el carbón le da un sabor mejor a la carne, que esa esencia se puede sentir al comerla. Pero es una verdad a medias.

Lo que le da ese sabor tan característico a la carne en realidad es el humo. Cuando sube hasta ella y se mezcla con el jugo de la carne al evaporarse es cuando se crea ese característico regusto que nos sabe tan bien.

 

Te puede interesar: Qué vinos debes beber cuando hagas una barbacoa

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Frutas Hnos. Ferrer
DELICATESSEN