Relleno oriental para un pollo y cómo asarlo

 

Relleno de castañas, frutos secos o foie gras trufado, hay muchas opciones para rellenar nuestras aves. Hoy vamos a preparar un Relleno oriental para un pollo o pavo.

Antes de comenzar la preparación de la farsa o relleno, comenzamos con un paso importante, vaciar el pollo. En primer lugar colocamos el pollo en una tabla de cortar. Luego cortamos las patas y la cabeza con un golpe fuerte, teniendo cuidado de cortar el cuello en la base de la columna vertebral. Seguido hacemos una pequeña incisión en la parte trasera, retiramos la grasa y vaciamos de sus órganos digestivos.

Ahora con el pollo limpio, pasamos a preparar el relleno. Una farsa muy sencilla de hacer con aceitunas, limón confitado, harissa y cilantro 

Ingredientes para 4 personas:

  • 10 aceitunas negras sin hueso
  • 1 limón confitado con sal
  • 50 gramos de piñones
  • 1 cucharadita de harissa
  • 1 manojo de cilantro
  • 5 cl de aceite de oliva virgen extra

Elaboración del relleno:

Picamos las aceitunas negras, las mezclamos con el limón confitado cortado por la mitad, los piñones y cilantro. Pasamos los ingredientes a un bol y mezclamos, añadimos la harissa y aceite de oliva virgen extra. Volvemos a mezclar.

Ponemos este relleno dentro del pollo de corral. Para que nos quede más jugoso añadimos mantequilla al pollo. Se ha de poner entre la piel y la carne de las pechugas para que, al derretirse, con el calor del horno éstas queden jugosas.

Asado del pollo:

Para asarlo correctamente, debemos colocar el pollo sobre una rejilla con la bandeja debajo, para que de esta forma los excesos de grasa se escurran. La temperatura para que se cocine uniformemente el pollo, relativamente rápido y con un atractivo tostado de la piel, es la de 175º C. Utilizar una temperatura más alta provoca que la carne se contraiga y expulse todo el jugo.

Sin embargo, a temperatura media se mantendrá toda la humedad dentro del pollo. Si se dispone de un termómetro de carne, el interior debe ser de 74 grados. En cuanto al tiempo de cocción, lo ideal es tenerlo entre 40 y 45 minutos por cada kilo de la pieza. Por ejemplo, para un pollo de 2 kilos, sobre una hora y media, y para un pollo de 3 kilos, en torno a 2 horas y 10 minutos. Para comprobar si está hecho, pinchamos con un palillo, y en el momento que no salga sangre y salga jugo blanco está listo para servir.

Relleno oriental para un pollo

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN