Recetas de legumbres sin necesidad de cuchara

 

Son recetas de legumbres para disfrutar sin necesidad de cuchara. Estas recetas se pueden hacer prácticamente con cualquier legumbre. Y son muy saludables.

Los productos esenciales para preparar un buen guiso o puchero pasan al estante más alto de la despensa para esperar que el frío les devuelva el protagonismo en el recetario. Garbanzos, lentejas, judías blancas y pintas, guisantes o habitas pierden fuerza, y no debería ser así, pues son considerados ‘superalimentos’, ya que son una fuente fundamental de proteínas vegetales, aminoácidos y otros nutrientes durante todo el año.

Por eso, aprender a disfrutar de las legumbres en cualquier época del año es una ventaja para nuestro organismo y nuestro paladar, pues son muchos los beneficios que nos reportarán y deliciosos los nuevos platos que  podrán degustarse en la mesa.

 

Ensalada: rápida y saludable

Para preparar este plato se puede elegir prácticamente cualquier ingrediente que se encuentre por la despensa o por la nevera, aunque una combinación deliciosa es aquella que contiene garbanzos cocidos, tomate fresco cortado a dados pequeños, un cogollo de lechuga, cebolla dulce, pimiento verde, atún en escabeche, aceitunas verdes y negras deshuesadas y troceadas y unos pepinillos cortados en rodajitas.

Una vez que se han limpiado y cortado todos los alimentos, tan solo hay que preparar un aliño que le de fuerza a esta saludable mezcla, como por ejemplo una salsa de yogur natural aderezada con aceite de oliva y cilantro, o una vinagreta bien emulsionada con miel y mostaza.

Cremas: ideales para el trabajo

El hummus es un plato mediterráneo muy conocido en España que normalmente se elabora con garbanzos, aunque cambiando esta legumbre por judías blancas o pintas se puede conseguir un resultado sorprendente e igualmente bueno. Para prepararlo solo necesitamos un bote de alubias, 2 cucharadas de tahini, un diente de ajo picado, sal, comino y aceite de oliva al gusto, el zumo de un limón, pimentón dulce, perejil y agua (la cantidad depende de lo espeso que se quiera el hummus); así como una batidora potente donde mezclaremos todos los ingredientes hasta conseguir la textura deseada.

Para presentarlo lo mejor es colocarlo en un bol con totopos o pan tostado y agregarle un chorrito de un buen aceite de oliva y espolvorear pimentón y sal gorda.

 

 

Salteados: cenas para todos los gustos

Acompañadas de verduras, de huevo, de jamón en taquitos o queso… Los salteados son fáciles de preparar y admiten un sinfín de ingredientes, que harán que cada plato sea a la medida del comensal. Una receta deliciosa para disfrutar de las lentejas así cocinadas es la que incluye espárragos trigueros, jamón serrano, alcachofas, calabacín y huevo.

Para prepararla tan solo hay que sofreír todos los ingredientes en una sartén hasta que estén bien pochados y salpimentar al gusto. Después en un bol se mezclarán con el o los huevos que decidamos utilizar y se especiará con un poquito de tomillo. Solo queda volcar el preparado en una sartén caliente con un chorrito de aceite e ir removiendo para que el huevo cuaje desmigajado.

 

 

Recetas de legumbres

Heraldo.es

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN