Razones por las que debes comer alcachofas y como cocerlas

Razones por la que debes comer alcachofas y como cocerlas

 

La alcachofa es mucho más que un alimento sabroso y depurativo, se revela además como un recurso natural ideal para prevenir y tratar diferentes afecciones metabólicas, como el colesterol alto o la hipertensión. Razones por las que debes comer alcachofas y como cocerlas

Como cocer las alcachofas

Las alcachofas para que no se nos oxiden, nunca debemos frotarlas con limón, ya que el limón aporta sabor cítrico a las alcachofas y deben saber a lo que son «alcachofas. Tampoco debemos añadir harina al agua de cocción.

Sigue estos pasos para una cocción óptima:

Se pelan las alcachofas dejando un trocito de tallo y se meten en agua con perejil. Se cuecen las alcachofas con poco agua y sal (justo que las cubra) y en el fondo de la cazuela se ponen las segundas hojas de las alcachofas (aquellas que normalmente se tiran de su interior) y un ato de perejil. Encima de estas hojas se coloca una rejilla de acero para que se depositen en el fondo todas las peladuras y no moleste a las alcachofas durante la cocción

Con esta técnica, las alcachofas sabrán a alcachofas únicamente y verás como no se ennegrecen.

Pocos la comen y a muchos les complica cocinarlas por el tiempo que lleva su preparación, lo que muchos desconocen es que la alcachofa es sumamente deliciosa y se puede preparara de diversas formas; desde salsas, infusiones, hasta rellenarlas con queso. Más allá de su versatilidad en la cocina, posee más beneficios para la salud de lo que muchos se imaginan.

Entre los beneficios más importantes para comer alcachofas están:

Previene el cáncer: ayuda a prevenir los diferentes tipos de cánceres al poseer inulina que contiene propiedades bifidogénicas, estimula el crecimiento de  bacterias que benefician al intestino y reduce los niveles de bacterias patógenas. Por medio de sus propiedades antioxidantes  protegen las células activan esta enfermedad.

Ayuda a reducir el estreñimiento: es un buen remedio digestivo, que incluso lo recomiendan en el caso de diarreas gracias a su alto contenido en fibra. Estimula la grasa intestinal aumentando considerablemente la musculatura, lo que conlleva a que aumente el tránsito intestinal.

Controla el apetito: la alcachofa se utiliza mucho en las dietas, esto se debe a su fibra vegetal. Es más que perfecta para controlar el apetito al absorber el agua del estómago, dándonos así una sensación muy adecuada de saciedad.

Son ricas en vitaminas: proporcionan vitaminas A, B6, calcio, fósforo, magnesio, potasio, sodio, hierro, hidratos de carbono, así como proteínas y glúcidos que se transforman en azúcar. Es ideal para las mujeres que están es proceso de gestación ya que contiene ácido fólico, una vitamina esencial durante el embarazo.

Razones por la que debes comer alcachofas y como cocerlas

¡Sigue estos consejos y veras que ricas están, no se oxidan y son beneficiosas para tu salud.

Foto receta: Casa Lac (Zaragoza)

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN