Razones para identificar un mal restaurante

 

Encontrar un nuevo restaurante favorito no es fácil, hay millones de opciones y recomendaciones, y no todas ellas son buenas (lo que hace que sea más difícil saber si vale la pena o no), pero, una vez que estás en el lugar, hay unas cuantas señales que te gritan que no debes quedarte. Razones para identificar un mal restaurante

Todo, absolutamente todo lo que pasa en un restaurante (desde la forma en la que te reciben en la entrada hasta la forma en la que te habla el camarero) te indica si ese es un buen lugar, y debes estar atento a esas señales (incluso antes de sentarte en la mesa) para evitar tener una mala experiencia.

Hay algunos restaurantes que son garantía, pero, si es un lugar que no conoces, estas son algunas cosas que indican que ese podría ser un muy mal restaurante.

Nadie te recibe en la entrada

Muchos restaurantes que están considerados como los mejores del mundo tienen un host en la puerta, esto no es nada más por ser mamones, esto ayuda a controlar el “tráfico” de comensales y a que no haya personas circulando por las mesas en las que los demás intentan comer. Claro que no todos los restaurantes buenos tienen que tener un host, pero, tener uno nada más entrar ayuda a que sepas lo que puedes esperar del servicio del lugar.

Si un restaurante no lo tiene pueden ser dos cosas, o es algo casual o de comida rápida, o es un lugar al que no le importa tu comodidad.

Los camareros te ignoran

Un buen camarero se presenta a la mesa tan pronto como los comensales terminaron de sentarse, eso te indica que tu comida no va a tardar 45 horas en llegar a ti y que no vas a tener que estar persiguiendo a los camareros para pedir un vaso de agua.

Esto también deja ver que los camareros no fueron entrenados correctamente.

 

 

El exterior está sucio

Tal vez creas que esto no es importante, pero, de acuerdo con los expertos, esta puede ser una señal de que el restaurante no pone mucha importancia en la limpieza y que el interior también puede estar sucio. (si lo que está sucio es el baño, eso te dice que al restaurante no le importan sus clientes).

Cartas de los menús sucias

No hay nada más desagradable que tocar la carta y terminar con una sustancia extraña en los dedos. Una carta sucia es una de las señales más claras de que los platos, vasos y manteles también van a estar sucios y de que eso de la limpieza no es prioridad en ese lugar. Si te quedas, te arriesgas a comer con un tenedor lleno de polvo y en un plato no muy limpio.

Si tu mesa es la única ahí

Cuando se trata de buena comida, la señal más vidente de que un lugar es bueno ver que las mesas están casi todas ocupadas. Un restaurante vacío obviamente tiene algo mal (puede ser el servicio, la comida, o la limpieza), así que probablemente debes buscar otro.

Demasiadas opciones en el menú

Esto podría significar que no se especializan en nada y que tu comida va a tardar demasiado en llegar a tu mesa.

Razones para identificar un mal restaurante

Foto: Pixabay

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN