Raviolis con judías verdes y pesto

 

Los más puristas de la pasta dirán que estos raviolis no tienen nada que ver con los que comemos habitualmente, pero es que NO es una receta clásica antigua, sino una reinterpretación que se da cada vez más a probar incluso en los restaurantes típicos italianos, especialmente en la zona de costa entre Génova y Chiavari. Raviolis con judías verdes y pesto.

Hay muchas formas de preparar los ravioles y todas ellas deliciosas pero estos que os propongo llevan verdura, son saludables, que es lo que importa realmente.

Ingredientes para 4 personas:

  • 250 gramos de harina
  • 1 huevo
  • 500 gramos de patatas
  • 200 gramos de judías verdes
  • nuez moscada
  • sal al gusto
  • salsa pesto

Elaboración de los raviolis:

Mezclamos la harina con el huevo y el agua hasta que la masa esté firme y suave. Hacemos una bola,. envolvemos con papel film y dejamos reposar durante una media hora.

Mientras tanto, cocemos las patatas peladas y cortadas en trozos, junto con las judías verdes cortadas en trocitos pequeños, Trituramos las patatas con la ayuda de un tenedor, añadimos los pequeños bastoncillos de judía verdes. Sazonamos con sal y un poco de nuez moscada.

Formamos los ravioles extendiendo con la ayuda de un rodillo de cocina un rectángulo de masa delgada. Colocamos pequeñas cantidades de relleno a distancias de 3-4 cm entre sí. Superponemos una segunda capa de masa, cerramos los ravioles presionando los bordes con los dedos, con cuidado de dejar salir el aire.

Cortamos los raviolis en forma cuadrada o media luna. Cocemos la pasta en abundante agua con sal durante unos minutos. sazonamos con la salsa pesto diluida con una o dos cucharadas de agua de cocción de la pasta.

Raviolis con judías verdes y pesto

Los datos respeto al origen de los raviolis son muy inciertos y ninguna versión puede considerarse completamente verdadera. Aún así, existe un documento de Guglielmo Malavalle, que murió en 1157, donde menciona una pasta que es predecesora de los actuales raviolis. A diferencia de los actuales, los de antes eran de forma redondeada y se rellenaban con ricota y hojas de nabo, además de condimentos para potenciar el sabor. Las hojas del nabo, de hecho, eran conocidas con el nombre de rabiola.

GQ Italia

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN