Quieras o no, vas a terminar comiendo carne de laboratorio

Quieras o no, vas a terminar comiendo carne de laboratorio

Y lo harás más pronto de lo que te parece. No nos queda otra solución para evitar la crisis alimentaria a la que nos dirigimos, la ciencia está preparando un plan de choque.

¿Carne cultivada? Qué demonios, quiero mi entrecot

Filete de ternera a la probeta – 18€

Solomillo de cerdo al microscopio – 12,5€

Dorada cultivada en tubo de ensayo cocinada en matraz de Erlenmeyer– 21€

Probablemente, los restaurantes en el futuro no presentarán así sus platos. Sin embargo, es altamente posible que la carne que disfrutes no provenga de animales vivos, sino que será producida en un laboratorio.

Adiós a los idílicos campos con vacas que con sus pedos emiten más CO2 que todos los aviones y coches del planeta juntos, según la FAO. Se acabó el dedicar trillones de metros cúbicos de agua para alimentar al ganado que posteriormente consumiremos. Pondremos punto final a las redes de arrastre que dejan de una pasada la fauna marina más arrasada que el reino de Mufasa tras diez años de Scar.

Y, por supuesto, dejaremos de matar a los más de 150.000 millones de animales que cada año son sacrificados en todo el mundo para satisfacer el consumo humano. Todo esto se logrará -ojo- sin dejar de comer carne, gracias a la revolución de la carne cultivada, es decir, carne producida in vitro en laboratorio.

Mediante el uso de la biotecnología, científicos y empresas en todo el mundo están trabajando en producir carne mediante células sin necesidad de sacrificar al animal.

Mismo sabor, misma textura, pero sin todos los costos de producción ni externalidades añadidas como el excesivo gasto de recursos naturales para la ganadería o los flagrantes casos de sufrimiento animal. PD: los cerdos de El Pozo en Salvados -como los Lannister- mandan recuerdos.

Y no, no es una panda de chicos listos en un garaje de Arequipa, el ejemplo favorito de Cesar Alierta, expresidente de Telefónica, quienes están desarrollando esta tecnología. Nombres como Bill Gates, Richard Branson y el gigante Cargill han invertido 17 millones de dólares en la empresa Memphis Meats que trabaja en crear esta tecnología para producir carne reproduciendo células de animales. O, por su parte, el gigante Tyson Foods anunció que lidera una inversión de 2,2 millones de dólares en capital semilla en la startup Future Meat Technologies, que persigue el mismo proyecto.

Quieras o no, vas a terminar comiendo carne de laboratorio

Foto: NBC

Vía: GQ

 

Escribe un comentario

Colaboradores