¿Qué ha pasado con el mejillón gallego? Mejillones edulis

¿Qué ha pasado con el mejillón gallego? Mejillones edulis

¿Qué ha pasado con el mejillón gallego? Mejillones edulis

Quien todavía recuerde algo de latín sabrá que la palabra edulis, que figura en el nombre científico de unas cuantas cosas que forman parte de nuestros hábitos gastronómicos, significa comestible: boletus edulis, mytilus edulis, ostrea edulis, son setas, mejillones y ostras comestibles, respectivamente.

Mejillones edulis

Hoy, los mejillones que se cultivan en las bateas gallegas ya no son edulis; son galloprovincialis, nombre específico del mejillón mediterráneo, cuyas cualidades no osaré discutir, y menos si tengo enfrente a un valenciano. ¿Qué pasó con el mejillón gallego?

Porque hay que decir que el mytilus galloprovincialis está considerado una especie invasora, y no precisamente inocua, aunque no llegue al nivel de peligrosidad del mejillón verde neozelandés, que ya me contarán cómo ha llegado a la ría de Vigo, aunque me lo figuro: desde luego, no mediante sus nulas facultades ambulatorias, aunque sí las de los cascos de los barcos a los que se adhieren sus mejillas o semillas.

Peor aún es el mejillón cebra que ha invadido el Delta del Ebro y para el que ya hay espabilados que proponen, en vez de eliminarlo, cocinarlo.
Me temo que para dar con mejillones atlánticos habrá que subir de latitud y acercarse a la Bretaña francesa, las costas holandesas y, claro, las belgas e irlandesas: qué harían los belgas sin sus mejillones, y qué vendería en Dublín la gentil Molly Malone, que voceaba sus berberechos y mejillones (cockles and mussels).

Por si fuera poco, ahora llegan mejillones procedentes del primer productor mundial, que es China. Hasta a la mismísima Galicia han llegado; menos mal que los gallegos son gente lista y, vista la deficiente calidad del producto, lo emplean como fertilizante.

¿Qué ha pasado con el mejillón gallego? Mejillones edulis

¡Me temo que ya no lo volveremos a saborear!!!

Extracto artículo de Caius Apicius. Efe 

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN