Punt de Sabor, un nuevo concepto de verdulería en el centro de Valencia.

Hortalizas y diseño frescos. Esto es lo que vende Punt de Sabor, una iniciativa de los agricultores valencianos para acercar al público alimentos locales, de temporada, frescos y, cómo no, ecológicos. El proyecto se desarrolla principalmente a través de la tienda insignia situada en pleno centro de Valencia, un espacio divertido y desenfadado diseñado por dos Premios Nacionales: Dani Nebot y el dibujante Paco Roca.

El objetivo de este proyecto, promovido por la Unió de Llauradors i Ramaders, es distribuir y vender los productos de la huerta valenciana sin intermediarios para ahorrarse los costes que encarecen los productos ecológicos.

Puesto que la idea es acercar estos productos a los grandes consumidores, el diseño del local tenía que incitar a los clientes y proporcionar la misma frescura que el género. De lo primero se encarga el enorme mural de pizarra y una bicicleta antigua cargada de fruta ubicados nada más cruzar la puerta, los cuales se pueden ver desde la calle gracias a los grandes ventanales de la fachada.

Este mural es obra de Paco Roca, Premio Nacional del Cómic en 2008 por Arrugas. El historietista ha plasmado varias ilustraciones desenfadas y llenas de colorido relacionadas con los productos de la tienda, el proyecto y la cultura valenciana.

Dani Nebot se ha encardado del interiorismo de este espacio de dos alturas y un altillo, moderno y minimalista pero con detalles como el techo de cemento y ladrillos a la vista que recuerda a los de las cooperativas o naves.

La madera es la protagonista del mobiliario, también diseñado por Nebot. Piezas simples se mezclan con otras más creativas como el expositor Pianolo o las lámparas que cuelgan del techo y que imitan a los comederos de pájaros.

Los productos están dispuestos en pequeñas islas y expositores, pero también en elementos tradicionales del campo como capazos de goma o esparto.

El diseño gráfico cobra mucho protagonismo en el proyecto. Nebot también se ha encargado de ello, desde las bolsas de cartón con dibujos de hortalizas a las etiquetas minimalistas para el vino.

En la tienda también se pueden comprar otros productos para la cocina como un cepillo para limpiar las verduras. Ecológico, por supuesto.

Fotografías: Dani Nebot y Unió de Llauradors i Ramaders

Via: diarioDESING

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN