Por qué el aceite de las latas de atún nunca debes desecharlo

 

Por qué el aceite de las latas de atún nunca debes desecharlo. Hoy os muestro cómo transformar lo que pensamos que es un desperdicio en un ingrediente precioso para nuestras recetas. Nunca tires el aceite de las latas de atún.

Puede parecer un poco extraño pero los expertos están absolutamente convencidos: el aceite de latas de atún es un activo valioso, un ingrediente de primera calidad perfectamente reutilizable en la cocina y sin rastro de conservantes. Y por ello nunca se debe tirar o desperdiciar. El llamamiento viene de Ancit, la Asociación Nacional de Conservadores de Pescado y Atún, que solicitó a la Estación Experimental de la Industria de Conservas Alimentarias verificar cómo se conservaba el aceite de oliva presente en las latas o frascos de atún, el aceite en contacto con el atún es rico en grasas poliinsaturadas (en particular Omega 3) y en los niveles de vitamina D.

«El aceite contenido en la lata es un alimento real – comentó el Dr. Luca Piretta , gastroenterólogo y nutricionista, profesor de alergias e intolerancias alimentarias en el Campus Biomédico de la Universidad de Roma – ciertamente no esta degradado ni alterado ya que sigue siendo así incluso cuando abrimos la lata de atún porque conserva los principios nutricionales, el aspecto organoléptico e incluso se enriquece con las sustancias que extrae del pescado ». En resumen, nada que ver con aceite de freír usado y similares. «Podríamos decir que así como el agua en la que se hierven las verduras contiene las sales minerales que pierden las verduras durante la cocción, el aceite de la lata contiene parte de los principios nutricionales del atún. Destacar sobre todo la presencia de vitamina D, transferida del atún al aceite, que, aunque en pequeña medida, puede contribuir a las necesidades diarias, dada la carencia generalizada de la población».

Pero ¿cómo reutilizarlo?

Una primera forma es convertirlo en parte integral de una receta: a menudo las preparaciones que incluyen atún enlatado como ingrediente, desde pasta hasta ensaladas, incluyen algún condimento durante o al final de los diversos procedimientos. Pensemos por ejemplo en una pasta salteada con atún , o una bruschetta con pescado y verduras. O una salsa, o una focaccia bien rellena. Quizás con atún, cebolla y calabacín.

En definitiva, una elección respetuosa con la salud y el bolsillo, pero también con el medio ambiente, como recuerda Francesco Visioli., Farmacólogo y catedrático de Nutrición Humana en el Departamento de Medicina Molecular de la Universidad de Padua: «Los consumidores son cada vez más responsables y atentos a la sostenibilidad, pero quizás aún no sabían que desechar el aceite de atún enlatado es un desperdicio de alimentos y a las implicaciones de carácter ambiental. El aceite de atún enlatado, almacenado a una temperatura adecuada, sigue siendo un excelente ingrediente para cocinar. Esto también se debe a que los envases de acero y el tratamiento térmico al que se someten las latas garantizan la plena conservación de las características. Debemos educar al consumidor y promover la correcta reutilización de este aceite también en términos de economía doméstica».

Por qué el aceite de las latas de atún nunca debes desecharlo

GQ Italia

 

Te puede interesar: Ensalada de verano de pulpo fresco

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN