Pollo frito al estilo cantonés: cómo se hace

 

El pollo frito al estilo cantonés (Zha Zi Ji) se caracteriza por tratarse de una fritura de piel crujiente pero sin rebozar. Su elaboración comienza hirviendo o cocinando el pollo al vapor para que absorba bien los sabores que le aportan ingredientes como chalotas, jengibre, pimienta de Sichuan, anís estrellado, canela e hinojo. Pollo frito al estilo cantonés

A continuación la piel se barniza con una glasa de vinagre y maltosa y se deja secar durante toda una noche. Finalmente, el pollo entero se cocina en un wok con aceite muy caliente, dándole vueltas hasta que la piel quede brillante, dorada y crujiente.

El pollo frito de este modo puede servirse entero cuando se quiere impresionar al comensal, aunque si los comensales son chinos esperarán que se les sirva un plato bien cortado en trozos, acompañados con pan de gambas y con una salsa ácida de sal y pimienta para mojar las piezas.

Eso sí, debido a que para conseguir la piel crujiente es necesario manipular y freír el pollo entero, en los restaurantes no suelen venderlo en porciones, así que si se quieres comer debes pedir el pollo completo.

Zha Zi Ji, a título de curiosidad, es también una expresión que, en la jerga cantonesa, se emplea también para referirse a las estrellas del pop que están pasando por una racha de éxito, pues el pollo frito crujiente el símbolo de éxito. Lo que no tengo claro es si lo de bautizar hace años a Ramoncín con aquello del rey del pollo frito tendría algo que ver con esto.

Pollo frito al estilo cantonés: cómo se hace

Esta receta es un clásico del delicioso y exquisito recetario de la cocina cantonesa, al tiempo que reúne numerosas similitudes con el buque insignia de la gastronomía china: el pato Pekín. Si lo pruebas te va a encantar.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN