Pochas con boletus y almejas

Pochas con boletus y almejas

Pochas con boletus y almejas

Estamos en temporada de la pocha fresca y que mejor ocasión para preparar unas Pochas con boletus y almejas. 

La pocha fresca se da desde finales de agosto a principios de septiembre. Por ello, en temporada no podemos perder la oportunidad de cocinar esta exquisita alubia fresca, aunque fuera de temporada también las podemos encontar congeladas. El sabor es más fino, son menos harinosas y tienen menos piel.

¿Vamos con la receta?

Ingredientes: 

  • 500 gr. de pochas frescas
  • 24 almejas
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo picados
  • pimiento rojo
  • pimiento verde
  • 250 gr. de boletus
  • pimentón de Vera
  • aceite de oliva
  • sal

Pochas con boletus y almejas

Elaboración:

Para preparar esta receta de pochas con boletus y almejas, lo primero que vamos a hacer es en una cazuela con aceite de oliva, rehogar el pimiento verde y rojo, la cebolla, y los ajos, todo picado durante unos 10 minutos.

Seguido añadimos una pizca de pimentón de la Vera y las pochas desgranadas, cubrimos con agua y sal, tapamos y cocemos a fuego suave durante unos 40 minutos. Cuando se forme una espumilla en la superficie la retiramos para retirar las impurezas.

Mientras limpiamos los boletus con un paño húmedo y los laminamos, salteamos unos pocos minutos en una sartén con un poco de aceite de oliva, seguido los retiramos y en la misma sartén ponemos las almejas dejamos que se abran y retiramos de las conchas.

Pasamos los boletus junto con las almejas al guiso de pochas y dejamos cocer unos pocos minutos más. Retiramos del fuego, dejamos reposar y ya podemos disfrutar de este delicado y maravilloso plato que seguro hará las delicias de tu paladar y el resto de tu familia o invitados.

Pochas con boletus y almejas

La característica que diferencia a las pochas de las alubias es que son recolectadas antes de su maduración, cuando aún conservan toda su ternura Y frescura, de ahí viene, su color pálido, pocho y por tanto su nombre de pochas.

Pero su temporada es muy corta. Fresca sólo se puede comprar desde mediados de julio hasta la mitad de septiembre, si bien, fuera de temporada se pueden encontrar congeladas o envasadas al natural en conserva.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN