Pissaladière con cebolla roja y anchoas

 

La pissaladière es una versión francesa de la pizza, sin tomate ni queso, con una cobertura de cebollas caramelizadas, anchoas y aceitunas negras. Es una especialidad de la Costa Azul, donde vendedores ambulantes hornean enormes bandejas y la venden en porciones como aperitivo. Hoy vamos a cocinar Pissaladière con cebolla roja y anchoas

Se sirve como primer plato en Francia, generalmente acompañando una porción de pissaladière con una ensalada de hojas verdes aderezada con una vinagreta de limón.

Ingredientes para 4 raciones:

  • 500 gramos de harina
  • 160 ml de agua
  • 160 ml de leche
  • 21 gramos de levadura
  • 15 gramos de sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 10 cebollas rojas
  • 10 gramos de perejil
  • 20 gramos de albahaca
  • 10 gramos de tomillo
  • 1 yema de huevo batida
  • 4 anchoas en aceite de Santoña
  • aceitunas negras
  • flores de borraja
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra

Elaboración de la pissaladière con cebolla roja y anchoas:

Mezclamos la harina y la sal, diluimos la levadura en el agua tibia con la leche y el aceite, agregamos a la harina, amasamos con las manos y dejamos reposar durante una hora.

Pelamos y cortamos las cebollas rojas, freímos en el aceite con el tomillo picado, dejamos enfriar y agregamos el perejil picado finamente y la albahaca.

Con la masa formamos discos de 15 cm de diámetro, levantamos los bordes y pintamos con la yema de huevo. Rellenamos con la mezcla. Decoramos con cebolla roja picada y anchoas en aceite. Horneamos a 180 ° C durante 15 minutos. Una vez horneado, pintamos el pissaladière con aceite de oliva  y servimos completando el plato con las aceitunas y las flores de borraja.

Pissaladière con cebolla roja y anchoas

Su origen

Entre 1305 y 1377, siete papas residieron en la ciudad de Aviñón, en la actual Francia. El papa Clemente, que era francés, se negó a trasladarse a Roma y, en consecuencia, toda la corte romana se trasladó al nuevo palacio papal en Aviñón. Los cocineros romanos se vieron obligados a hacer frente a un nuevo conjunto de ingredientes locales franceses y adaptarlos a su repertorio italiano de estilos de cocina. Esta adaptación habría dado origen a la pissaladière o pissaladina.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN