Navidad en tiempos de coronavirus: reglas

 

Navidad en tiempos de coronavirus: reglas. Unas navidades distintas no tienen porqué ser unas navidades tristes y aburridas. Con un poco de prudencia y siendo responsables disfrutaremos de una Navidad algo distinta.

La Navidad se presenta muy distinta a cualquier otra que hayamos vivido. Las circunstancias del momento nos obligan a cambiar y adaptarnos a estos ‘nuevos tiempos’. Pero tenemos que ser positivos. Como dice esta conocida cita: “Ni toda la distancia es ausencia. Ni todo silencio es olvido”. No tener a una persona a nuestro lado, no quiere decir tenerla menos cariño, tenerla menos presente en nuestros pensamientos. Todo lo contrario. Algunas veces tenemos más presentes a los más lejanos que a los que tenemos a nuestro lado.

Debemos ser positivos y ver el lado bueno de las cosas. Vivimos en el siglo XXI. Estamos hipercomunicados y podemos hacer cosas que eran pura ciencia ficción hace algunos años. No podemos pensar en lo que nos falta, sino disfrutar de lo que tenemos. ¿Nos falta un abrazo, una caricia? Tenemos una voz, una imagen, una sonrisa… una tranquilidad de saber que estamos seguros detrás de una pantalla, esa que muchos creen que nos aleja. Esas pantallas, esas ‘visitas virtuales’, nos protegen a todos… pero sobre todo, a nuestros mayores y a las personas más vulnerables.

El abrazo de hoy, pueden ser muchas lágrimas mañana. Convivir es compartir y respetar. Solo hay que hacer un pequeño esfuerzo.

 

 

Consejos para unas navidades seguras

1. Si alguno de los invitados a un encuentro navideño tiene cualquier síntoma sospechoso, como tos, fiebre, etcétera, es mejor que no acuda a esa reunión. Si es alguno de los anfitriones, se debe que anular esa convocatoria.

2. Al llegar a una casa, no establecer ningún tipo de contacto físico con nadie. Saludos a distancia y sin quitarse la mascarilla. El virus no distingue familiares, amigos, allegados… Tampoco se debe establecer contacto con los niños por mucha ternura que nos despierten.

3. Antes de pasar al interior, es conveniente y recomendable, lavarse bien la manos durante al menos unos 20 segundos y después echarse un poquito de gel hidroalcohólico para mayor seguridad.

4. Dentro de la casa, tratar siempre de mantener las distancias. Se puede charlar perfectamente sin estar pegado a las otras personas. Una pequeña distancia es una buena barrera de seguridad. Aunque es mucho mejor, utilizar la mascarilla hasta el momento de sentarse a la mesa.

5. Los convivientes pueden ser los únicos que estén más cerca unos de otros. Solo, los que conviven de forma permanente a diario. Muy importante: no son convivientes, los que van todos los días a casa de visita o a comer. Ser habituales, no quiere decir ser convivientes.

6. A la hora de poner la mesa es mejor que lo haga una sola persona. Puede darle algo más de trabajo no tener ayuda, pero asegura que nadie más va a tocar los cubiertos, los platos, las copas, etcétera. Esto reduce las posibilidades de cualquier tipo de ‘contaminación’ de algunos de los elementos que ponemos en la mesa.

7. El servicio, al igual que hemos hecho al poner la mesa, mejor que esté a cargo de una sola persona. El trabajo será un poco mayor, pero aumentaremos la seguridad. Si además, se hace el servicio con la mascarilla puesta, mucho mejor.

8. En la mesa debemos olvidarnos de tocar cubiertos, platos o copas ajenas. Tampoco debemos intercambiar comida o hacer cualquier otro tipo de traspaso de alimentos o bebidas.

9. Tiempo de estancia. La visita o comida, cuanto menos tiempo dure mucho mejor. Menos tiempo de estancia, menos riesgo.

10. Aunque haga frío, ventilar la estancia todo lo que se pueda. Nos abrigamos un poco para pasar un poco menos de frío pero dejamos mucho más ‘limpio’ el aire.

11. Tocar lo menos posible cualquier superficie u objeto de la casa.

12. Cuidado con las discusiones, los gritos o las canciones. Se ha demostrado que se multiplica el ‘efecto aerosol’ y, por lo tanto, las posibilidades de contagio aumentan.

13. Evitar las reuniones multitudinarias, ya sean de conocidos, amigos, familiares, vecinos… no hay ninguna excusa para organizar o participar en este tipo de reuniones.

14. Seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y cumplir con las normas que se establezcan en cada caso.

Navidad en tiempos de coronavirus: reglas

Protocolo y Etiqueta

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN