Masa quebrada ¿Cómo se hace?

 

La masa quebrada tiene muchas aplicaciones en la cocina. Puedes hacer una masa quebrada para la base de una Quiche, para unas tartaletas, galletas y bases de tartas.

Ingredientes:

  • 250 gramos de harina de repostería
  • 5 gramos de sal
  • 120 gramos de mantequilla cortada en dados
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de agua muy fría

Elaboración:

Para comenzar vamos a poner en un bol, la harina y la sal, seguido agregamos la mantequilla a temperatura ambiente cortada en dados, vamos mezclando con los dedos enharinados y formando migas, poco a poco se nos irá formando la masa quebrada hasta que la mantequilla esté totalmente incorporada.

A continuación agregamos el huevo y el agua muy fría, mezclamos hasta formar una bola. No nos tiene que quedar una masa fina, si no quebradiza, por lo que no debemos amasar demasiado para que a la hora de estirarla no se nos rompa.

 

 

Ahora solo nos queda envolverla en papel film y dejarla reposar en la nevera durante una hora.

Pasado este tiempo de reposo ya tienes la masa quebrada lista para su uso. También puedes congelarla y dejar que se descongele poco a poco antes de usarla cuando la necesites. Recuerda que después de sacar la masa del frío nunca debes volver a amasarla, simplemente la estiras con la ayuda de un rodillo de cocina para darle la forma deseada, dependiendo de la forma del molde que vayas a utilizar

Características de la masa

La masa quebrada o la pasta brisa es un tipo de masa dura empleada para bases de tartas y tartaletas dulces y saladas. Esta masa forma una costra consistente al ser calentada al horno, y se denomina quebrada debido a la textura quebradiza que muestra tras ser horneada. La denominación francesa «brisée» quiere decir quebrada, rota. Se trata de una masa con alto contenido graso, pudiendo estar por encima del 50%.3​4​

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN