Maracuyá, la fruta de la pasión

_imagenportadamaracuyayfrutadelapasio19166789_4663e908-crop

Maracuyá, la fruta de la pasión. Pero sabes porque se la denoma así?   La versión más extendida sobre el origen de este apelativo tiene que ver con la similitud de su flor con la corona de espinas que portó Jesús camino del Gólgota.Este parecido indujo a los colonizadores españoles a denominarlo fruto de la pasión, pues compararon el hecho de llevar estas espinas con lo que significó para Jesucristo. 

El maracuyá es una fruta tropical poco utilizada. Bastante menos popular que el aguacate, el mango o la papaya, que en España, desde hace tiempo, ya son habituales de las estanterias de cualquier frutería medianamente bien surtida. No sucede así con el maracuyá, que salvo en tiendas gourmet o en fruterías de muy alto nivel, resulta difícil de encontrar. 

El maracuyá es aconsejable consumirlo con la piel ligeramente arrugada. Cuando están maduros, su cáscara o piel se torna arrugada, es el momento óptimo para consumirlos. Pero si vemos que la piel todavía está lisa y verdosa, lo aconsejable es envolverlos en papel de periódico y mantenerlos unos días a temperatura ambiente.

Una vez madura la fruta se puede guardar en el frigorífico para su conservación pero conviene consumirla cuanto antes. También podemos congelar las piezas enteras o bien la pulpa ya extraida y ponerla en el congelador.

Las propiedades de la Maracuya son impresionantes. 

Cómo preparar un zumo de maracuyá

Tenemos que elegirlos maduros, que presenten la piel un poco arrugada y cedan bajo la presión del dedo. Vaciamos la pulpa y ponemos con agua en el vaso de la licuadora o en la thermomix. Trituramos bien y colamos antes de añadir un poco de azúcaral gusto.

Para combinar el zumo también podemos mezclarlo con el jugo de otras frutas, con yogur o también con leche.

Foto: Heraldo de Aragón

 

1 Comentario

  1. gracias

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN