Mantequilla casera de boletus edulis

 

Mantequilla casera de boletus edulis. Esta mantequilla compuesta es un acompañamiento clásico francés, que se utiliza para cubrir cualquier cosa, desde bistec a la parrilla o pescado hasta vegetales al vapor.

La mantequilla compuesta se puede congelar y cortar algunas rebanadas cuando sea necesario.

Ingredientes:

  • 1 diente de ajo
  • 1/2 taza de boletus edulis secos
  • 1/2 taza de agua hirviendo
  • 1 barra de mantequilla sin sal, ablandada

Elaboración de la mantequilla casera de boletus:

Picamos el ajo finamente. En un bol pequeño, hidratamos los boletus deshidratados en agua hirviendo durante 20 minutos.

Retiramos los boletus, escurrimos y exprimimos el exceso de agua y reservamos el líquido de remojo.

Enjuagamos los boletus para eliminar cualquier impureza y picamos finamente. Pasamos sobre una cazuela pequeña a través de un tamiz el líquido del remojo que tenemos reservado.

Agregamos los boletus y el ajo a la cacerola y hervimos a fuego lento hasta que el líquido se reduzca aproximadamente a una cucharada, aproximadamente durante unos 3 minutos.

En un tazón con la ayuda de un tenedor, mezclamos la mantequilla, la mezcla de boletus con la sal y la pimienta hasta que conseguir una mezcla homogénea.

Transferimos la mantequilla a un tarro de cristal esterilizado previamente. La mantequilla se puede mantener 2 días o congelarla, durante 1 mes.

Llevamos la mantequilla a temperatura ambiente antes de usar.

Mantequilla casera de boletus edulis

El boletus en la cocina

Para muchos aficionados, cocineros y gastrónomos es una de las mejores setas. Su textura, consistencia y sabor hacen de los “edulis” unos hongos muy codiciados tanto por los buscadores como por los más gourmets.

Altamente apreciado por su sabor y textura, la seta Boletus edulis es comercializada fresca en otoño, en el centro y sur de Europa, pero también se comercializa seca.

 

Escribe un comentario

Colaboradores