Malfatti de espinacas con salsa de tomate

Un clásico de la comida casera italiana. Aunque guarda un similar parecido a los gnocchi, los malfatti en realidad están hechos con una mezcla de ricotta, harina y espinaca blanqueada. El resultado es una bola de masa hervida deliciosa, ligera y esponjosa. Malfatti de espinacas con salsa de tomate

Un plato clásico de la cocina casera italiana

Ingredientes:

  • 250 gramos de ricotta, escurrir durante la noche en un colador forrado con tela de muselina
  • 500 gramos de espinacas
  • 1 huevo
  • 50 gramos de harina
  • 50 gramos de harina de garbanzos
  • 70 gramos de queso parmesano, finamente rallado
  • 1 pizca de nuez moscada
  • sal
  • salsa de tomate casera

Elaboración:

Para hacer el malfatti, lo primero que vamos a hacer es blanquear las espinacas ligeramente con un chorrito de agua y una pizca de sal. Seguido las transferimos a un colador y dejamos enfriar.

Una vez frías, exprimimos tanta agua como podamos de las espinacas, a continuación picamos finamente.

Colocamos la ricota en un bol con el resto de los ingredientes y mezclamos bien hasta que todos los ingredientes estén uniformemente incorporados.

Hacemos unas bolas de unos 4 cm con las manos.

Cocinamos las bolas en agua hirviendo con sal, las tendremos listas cuando suben a la superficie. Una vez estén cocidas, las dejamos escurrir y secamos un poco al vapor.

Servimos sobre un lecho de salsa de tomate casera.

Malfatti de espinacas 

Un clásico de la cocina popular italiana

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN