Macarons de Ladurée: la receta

 

Macarons de Ladurée. Ya han pasado más de 150 años desde que Louis Ernest Ladurée, un molinero del suroeste de Francia, abrió su primera pastisserie en 16 rue Royale, en Paris. Si bien la pasta dulce hecha a base de almendra viene de la Edad Media y la influencia árabe es incuestionable en su radicación en Europa no existe país en el mundo que no tenga un postre a base de almendra.

Los macarones son una de estas variedades y la forma, tal como la conocemos ahora, si es innegablemente su ramificación es extensísima y francesa.

Ingredientes para 5 personas:

  • 275 gramos de polvo de almendra
    250 gramos de azúcar glas
    6 claras de huevo + 1/2 clara
    210 gramos de azúcar en polvo

Elaboración de los Macarons:

En el vaso de un robot de cocina, mezclamos la almendra en polvo y el azúcar glas para obtener un polvo fino. Tamizamos.

Batimos las 6 claras de huevo a punto de nieve. Cuando estén bien espumosas, agregamos 1/3 del azúcar en polvo, continúe batiendo para disolver el azúcar; agregamos 1/3 más del azúcar en polvo, y volvemos a batir de nuevo durante aproximadamente 1 minuto; Finalmente agregamos el azúcar restante y volvemos a batir durante 1 minuto.

Con una espátula suave, agregamos suavemente la mezcla de polvo de almendra tamizada con el polvo de almendra. Seguido agregamos la 1/2 clara de huevo previamente batida en un tazón. Mezclamos para dejar caer ligeramente la masa para que se ablande ligeramente.

En una fuente para hornear cubierta con una hoja de papel para hornear, y utilizando una manguera pastelera, preparamos pequeños macarons de 3 a 4 centímetros de diámetro. Golpeamos ligeramente la fuente para que los macarons terminen de extenderse.

Precalentamos el horno a 160ºC. Dejamos que los macarons se asienten al aire libre durante 10 minutos, luego ponemos en el horno. Cocinamos durante unos 15 minutos para que se desmoronen un poco.

Retiramos la fuente del horno, luego con un vaso, deslizamos un poco de agua entre la fuente y el papel (levante el papel ligeramente esquina por esquina). La humedad y el vapor producidos por el agua en la placa de cocción harán que sea más fácil retirar los macarrones cuando están fríos. Dejamos enfriar. Ponemos la mitad de los macarons en una fuente.

Rellenamos con un ganache de chocolate, una crema de almendra o limón o una mermelada de frambuesa. Tapamos con el resto de macarons y presionamos ligeramente.

Dejar reposar durante 12 horas antes de saborear los macarons. Sabrán mejor.

Macarons de Ladurée

 

Te puede interesar: Macarons de miel con crema de mazapán

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN