Lubina a la plancha con risotto de hierbas

Con sabores mediterráneos, esta receta de pescado es una fantástica forma de servir una lubina. Los sabores de las hierbas y la base de risotto de mascarpone se contrarresta con la vitalidad de los tomates cherry asados ​​y un pesto de albahaca fragante. Cocinamos una Lubina a la plancha con risotto de hierbas

Ingredientes:

  • 4 lomos de lubina, cada uno con un peso de unos 140 gramos
  • sal marina

Para el risotto de hierbas;

  • 50 gramos de mantequilla sin sal
  • 1/2 cebolla finamente picada
  • 1 diente de ajo pelado y finamente picado
  • 150 gramos de arroz Arborio
  • 400 ml de caldo de pollo
  • 50 gramos de queso parmesano rallado
  • 75 gramos de mascarpone
  • 1 cucharada de estragón recién picado
  • 1 cucharada de perifollo recién picado
  • 1 cucharada de perejil recién picado
  • pimienta blanca recién molida

Para los tomates cherry asados;

  • 200 gramos de tomates cherry
  • aceite de oliva
  • sal marina
  • salsa pesto

Elaboración:

Para el risotto de hierbas, derretimos la mantequilla en una cazuela de base ancha, agregamos la cebolla y el ajo y cocinamos suavemente durante 2 minutos sin que llegue a tomar color.

Agregamos el arroz y removemos bien para cubrir con la mantequilla.

Añadimos el caldo poco a poco, removiendo continuamente para que el arroz se cocine uniformemente y no se pegue, hasta que el caldo nos quede reducido.

Agregamos el parmesano y el mascarpone y mezclamos bien. Sazonamos con sal y pimienta blanca, echamos las hierbas, y volvemos a mezclar. Reservamos en lugar cálido.

Para los tomates cherry asados, ponemos el horno a 220ºC. Aliñamos los tomates sal y aceite de oliva. Cocinamos en el horno durante 4 minutos o hasta que estén bien caramelizados.

Para cocinar la lubina a la parrilla, comenzamos por condimentar la lubina con sal marina. Ponemos con  la piel hacia arriba en una bandeja para hornear y rociamos con una buena cantidad de aceite de oliva. Cocinamos bajo una parrilla caliente durante 4-5 minutos hasta que la piel esté crujiente y la carne cocida.

Volvemos a calentar el risotto con un poco más de caldo para aflojar el arroz. Servimos la lubina a la parrilla con el risotto de hierbas y los tomates asados. Finalizamos con un poco de salsa pesto y un poco de jugo de limón.

Lubina a la plancha con risotto de hierbas

Esta receta la probé en el Restaurante Martin Wishart

Excelente para compartir con vosotros.

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN