“Los que entregan juguetes con la comida chatarra son los ‘pedófilos’ del siglo XXI”

La manipulación a los niños es ya escandalosa. Se presentan etiquetas de colores y juguetes gratis, violando el derecho de los niños. Son los pedófilos del siglo XXI”.

El costo que generan las muertes a causa de la comida chatarra llega a los 3.600 millones de dólares.

Casi la cuarta parte de los niños menores de cinco años sufre de obesidad y un tercio de estos ha desarrollado, a esta corta edad, diabetes. La cifra es sin duda alarmante.

Luchar contra las multinacionales de la comida basura es muy duro. “Es como David y Goliat. Estas empresas tienen poder y dinero.

 

Evitan por todos los medios a su alcance que la gente se entere del contenido de sus productos. Por ello, intentan confundir y apelan a estrategias manipuladoras”. Falta de información en los etiquetados sobre la cantidad de azúcar, sal y grasas trans que contienen, es la tónica generalizada.

“Este era un problema grave”, el tema del etiquetado poco claro, confunde a las personas y engaña a los consumidores. Luego la publicidad agresiva que genera un impacto demoledor en los consumidores. Incluso algunos gobiernos ponen trabas a la hora de luchar contra estas prácticas.

No nos olvidemos tampoco de los refrescos:

Un solo vaso de refresco, (bebidas de cola, naranja etc.) contiene más de cinco cucharadas de azúcar, al igual que algunos jugos artificiales envasados, por lo que su consumo en exceso eleva el nivel de los triglicéridos y el colesterol, y aumenta el riesgo de padecer enfermedades vasculares, advirtieron hoy especialistas.

Estas bebidas poseen gran cantidad de fructosa y glucosa, azúcares simples que hacen daño al metabolismo, porque llegan más rápido al torrente sanguíneo y elevan el porcentaje de colesterol en la sangre, afectando las arterias, explicó la nutricionista Rosa Salvatierra.

“Además, estas bebidas tienen colorantes y aditivos que resultan perjudiciales para la salud y causan problemas alérgicos y hasta cancerígenos. Esto conlleva al sobrepeso y la obesidad, asociados a males como hipertensión, diabetes y otros factores de riesgo”.

Las bebidas azucaradas están asociadas también a la malnutrición, así como alteración de los dientes y a problemas intestinales como diarrea y flatulencia en algunos niños.

¿Que intereses tienen los gobiernos para no poner manos en el asunto?

Via: elcomercio.pe

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN