Los peligros de querer tener un cuerpo escultural

 

Los peligros de querer tener un cuerpo escultural. En el mes de julio/2019, una joven de 28 años murió en el Hospital Don Benito-Villanueva de Badajoz, un día después de ingresar en estado de coma por una intoxicación que le provocaron unas pastillas para adelgazarTodo apunta que la causa fue que tomó una dosis muy superior a la recomendada de un producto de fitness para quemar grasa.

Por supuesto, esto es una desgracia. Pero, tal vez, es un síntoma de algo que va más allá de esta joven enfermera. No se trata de exculpar a la protagonista de estos actos. Era mayor de edad, y era enfermera, lo que es peor porque no se alcanza ninguna excusa razonable. Sin pretender pasar la responsabilidad a la sociedad, típico de la mentalidad progresista, que no cree en el individuo, su libertad y su responsabilidad, sí hay que reconocer que no vivimos en torres de marfil.

¿Y cuál es la ‘tribulación’ en este caso concreto? Podríamos distinguir, al menos, dos tipos de tribulaciones. La primera, es que esta joven enfermera quería adelgazar porque los modelos de mujer atractiva (y de hombre atractivo, digamos de paso) son modelos de delgadez. Incluso sin llegar a situaciones cadavéricas, las actrices, modelos y mujeres famosas en general que seducen a la gran mayoría de hombres, son esculturales, o casi. Se cuidan mucho y se operan con los mejores cirujanos del mundo para alcanzar altos niveles de seducción.

Esto es lo que, previsiblemente, quería la enfermera. Normal. La gran mayoría de gente se fija en los grandes triunfadores. Actores, cantantes, modelos, futbolistas famosos, millonarios, etcétera. Por supuesto, para algunas personas los verdaderos triunfadores son otros. Por ejemplo, los padres que, con su trabajo y su sentido de la responsabilidad, sacan adelante una familia, superando las dificultades que, inevitablemente, aparecen en la vida.

O científicos desconocidos para el gran público que dedican su vida a la mejora del saber que, más pronto o más tarde, redundará en el bienestar de la humanidad. Pero estos triunfadores que para mí lo son, no creo que provoquen la admiración y el deseo de emulación de la gran mayoría. ¡Ojalá me equivoque!

Los peligros de querer tener un cuerpo escultural

Sebastián Urbina: MallorcaDiario

 

Te puede interesar: Los suplementos nutricionales no aportan nada que no esté en la alimentación

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Frutas Hnos. Ferrer
DELICATESSEN