Los mejores hoteles de las estaciones de esquí. Aragón

 

Los mejores hoteles de las estaciones de esquí. Esquiar es todavía más atractivo si consigues hospedarte en los mejores hoteles. Este fin de semana os recomiendo los mejores hoteles de los Pirineos Aragoneses que se encuentran casi a pie de pistas.

El Pirineo aragonés está considerado la meca de la alta montaña española y del esquí, albergando las cumbres más altas del Pirineo (188 picos que superan los 3.000 metros, destacando Aneto, Posets y Monte Perdido).

Es el lugar ideal para disfrutar del deporte más popular en invierno. ¡Y de los mejores hoteles a pie de pistas!

Selección de los mejores hoteles de las estaciones de esquí aragonesas.

 

 

Balneario de Panticosa

Dos son los hoteles que forman parte de este complejo de aguas mineromedicinales que destaca por sus Termas de Tiberio, un espacio de más de 8.500 metros cuadrados diseñado por Belén Moneo y Jeff Brock (del estudio Moneo Brock) donde el líquido elemento brota de un manantial a 53 ºC.

Y es que de casta le viene al galgo, ya que fue el Premio Pritzker de arquitectura Rafael Moneo quien en su día se ocupó de restaurar el Gran Hotel (con fachada original belle époque de 1896 incluida) y de idear la estructura acristalada y dual del nuevo Hotel Continental, ambos catalogados de cuatro estrellas y con especial atención a los espacios gastronómicos.

 

 

HG Cerrare

Sin duda, la mejor opción en el Valle de Benasque es este hotel (con habitaciones dobles y familiares) sin grandes ínfulas, pero con completos y equipados apartamentos con capacidad para hasta seis personas.

Con impresionantes vistas a los picos más altos y a la estación de esquí de Cerler, en su interior el Wellness Center, con piscina-jacuzzi con chorros, duchas de sensaciones, baño de vapor y zona de relax, será tu lugar preferido tras un largo y divertido día de esquí.

 

 

Balneario de Panticosa

Dos son los hoteles que forman parte de este complejo de aguas mineromedicinales que destaca por sus Termas de Tiberio, un espacio de más de 8.500 metros cuadrados diseñado por Belén Moneo y Jeff Brock (del estudio Moneo Brock) donde el líquido elemento brota de un manantial a 53 ºC.

Y es que de casta le viene al galgo, ya que fue el Premio Pritzker de arquitectura Rafael Moneo quien en su día se ocupó de restaurar el Gran Hotel (con fachada original belle époque de 1896 incluida) y de idear la estructura acristalada y dual del nuevo Hotel Continental, ambos catalogados de cuatro estrellas y con especial atención a los espacios gastronómicos.

Situado en el interior de la cubeta glacial del río Caldarés y rodeado por picos de 3.000 metros de altura, tendrás la estación de Panticosa a ocho kilómetros de distancia y Formigal a 20.

 

 

Viñas de Lardee

Más de nieve que de esquí (lo que no quita para que desde aquí puedas acercarte hasta la estación de Formigal-Panticosa en una media hora), no queríamos excluir este hotelito familiar de la lista, ya que se trata de una de las novedades más aclamadas del Pirineo Aragonés de los últimos tiempos. Un retiro idílico al que aferrarse tras el deporte y del que no volver a salir hasta que te toque regresar a casa.

Sus 17 habitaciones –cada una con un carácter propio– desprenden un sugerente halo de tranquilidad y sosiego y su restaurante se nutre de los productos que cultivan en su propia finca, no en vano antes fue una plantación de viñedos.

 

 

Barceló Monasterio de Boltaña.

A este hotel destino ubicado muy cerca del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido no se viene en busca de la proximidad con las pistas, sino a disfrutar de la altura de la montaña con maratonianas jornadas de esquí alpino y de fondo, de escalada sobre hielo o de raquetas de nieve (también hay rutas nocturnas).

¿La recompensa al volver a este antiguo monasterio del siglo XVII? Sus 96 habitaciones y 40 villas con vistas al Pirineo oscense y al río Ara, algunas de las cuales ocupan las antiguas celdas de los monjes junto al claustro.

Por su parte, el centro wellness, también con vistas al río, es perfecto para relajarse tras el esfuerzo, gracias, entre otras cosas, a su circuito de aguas, a su piscina de hidroterapia o a su zona de tratamientos faciales, antiedad, tibetanos, ayurvédicos…

 

 

Hotel Santa Cristina Petit. Candanchu

El Hotel Santa Cristina Petit se encuentra entre las estaciones de esquí de Astún, Candanchú y el Puerto de Somport, el hotel Santa Cristina actual fue antiguo hospital de peregrinos del Camino de Santiago.

Un gran hotel revitalizado construido de piedra y pizarra, maderas nobles, habitaciones cálidas para sentirse en casa y una gastronomía pirenaica de primer nivel cocinada con mucho cariño e imaginación.  Un lugar magnífico para deisfrutar de los deportes de invierno, del relax y de una naturaleza increible.

Aramón, Montañas de aragón

Recomendados por GQ

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN