Los Kebabs pueden tener las horas contadas

Los Kebabs pueden tener las horas contadas

Los eurodiputados de la comisión de Sanidad han dado la alerta. El uso de fosfatos en la carne es perjudicial para la salud.

Si eres un amante del kebab podría ser el último año en que pudieras comerlo, ya que la Unión Europea tiene un año para decidir si permite el uso de fosfato en la carne. Este aditivo hace que la carne retenga agua, lo que la hace más jugosa y hace que pese más.

Las normas europeas generalmente no permiten el uso de los aditivos de fosfatos en las preparaciones de carne, pero según un comunicado de la Eurocámara cada vez se utilizan más debido a una acumulación de excepciones, para proteger el sabor y retener el agua en la carne. Una revisión científica de 2012 habló de un vínculo potencial entre los aditivos de fosfatos en los alimentos y un aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La agencia europea, en cualquier caso, ha garantizado que evaluará de nuevo los posibles efectos de la presencia de fosfatos en alimentos como aditivos antes del 31 de diciembre del próximo año.

E 338-452, es el código bajo el que se esconden los fosfatos en la etiqueta de los alimentos.

Los Kebabs pueden tener las horas contadas

La Unión Europea ha emprendido una guerra contra el aditivo, uno de los más habituales en los productos de comida rápida como el kebab. ¡Ya era hora!!!

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN