Leche de soja casera ¿Cómo se hace?

 

Muchos parecen que han optado ya por la leche vegetal, hecha de soja , almendra, avena o sésamo. Nosotros vamos a preparar una Leche de soja casera 

La leche de soja (también llamada leche de soya en algunas partes de latinoamérica) es una bebida tradicional de la cocina asiática que se obtiene moliendo las semillas de soja y mezclándolas con agua, por lo que se trata de una bebida completamente vegetal, en cuya composición se incluyen proteínas, carbohidratos, grasas y minerales.

En primer lugar, tendrás que comprar soja amarilla, para hacer 1 litro de leche de soja, necesitaremos 100 gramos de semillas y 1 litro de agua.

Elaboración de la leche de soja casera:

Para comenzar vamos a remojar la soja amarilla durante toda la noche en un bol. Al día siguiente enjuagamos y ponemos los granos con  2 ó 3 tazas de agua en una licuadora. Batimos hasta que el puré quede suave y agregamos el resto del agua.

Cocinamos en una cacerola a fuego lento durante un poco menos de una hora, removiendo regularmente. Observa bien la preparación para que no se desborde el líquido de la cacerola, luego sazona al gusto, con azúcar, almíbar o especias, canela por ejemplo.

A continuación, escurrimos con un colador de malla fina. Dejamos enfriar.

Una vez fría, vertemos la leche resultante en una botella de vidrio, ponemos en el frigorífico y mantenemos fresca durante 4 a 5 días. 

Leche de soja casera

La leche de soja es baja en grasas, además de estar presentes en menor cantidad, son más saludables porque son insaturadas, motivo por el cual esta leche vegetal se adapta muy bien a las personas que siguen dietas bajas en grasa.

Contiene muy pocas calorías, casi la mitad de las que contiene la leche de vaca. Muy saludable.

Foto: Pixabay

Datos nutricionales: Leche de soja

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN