Leche condensada casera

Leche condensada casera

Leche condensada casera

Hoy vamos a preparar una leche condensada casera natural y rica. Es muy sencilla de preparar y con tan solo tres ingredientes; azúcar, leche en polvo y agua. El resultado es espectacular y muy económica si la comparamos con la industrial.

La leche condensada al igual que todos los lácteos, uno de los beneficios que posee es el aporte de calcio y fósforo para nuestros huesos. Este calcio es favorable en edades tempranas, en las que los huesos se están desarrollando, así como para adolescentes, embarazadas y personas de edad avanzada.

Ingredientes:

  • 500 gr. de azúcar
  • 360 gr. de leche en polvo
  • 200 ml. de agua

Elaboración de la leche condensada casera:

En una olla ponemos el agua, el azúcar y la leche en polvo. Cocinamos a fuego bajo, removiendo constantemente hasta que la leche en polvo y el azúcar comiencen a disolverse.

Seguimos removiendo hasta que adquiera una consistencia espesa, pero sin dejar que hierva. Retiramos del fuego y dejamos reposar hasta que enfríe, para que termine de espesar.

Leche condensada casera

¡Exquisita, casera y natural!!!

Muchos postres del recetario contienen leche condensada, es un ingrediente clave en determinadas presentaciones de café como el café Sua Da (un tipo de café vietnamita) o el café bombón (café con leche condensada). En otros países, la leche condensada es utilizada en infinidad de recetas gastronómicas de repostería muy fáciles de preparar, así mismo es un ingrediente habitual del arroz con leche.

 

Te puede interesar: Arroz con leche de coco y melocotón de Calanda

 

1 Comentario

  1. muy bien gracias y compartido

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN