Las croquetas ¡oh, oh, oh!

croquetas_video-1

Las croquetas ¡oh, oh, oh!

El secreto de una buena croqueta española es la bechamel. Aunque en cada casa las croquetas son distintas, mejor dicho, saben distintas. Nadie hace las croquetas como tu perro, un tuitero o tu abuela, jajaja.

Las croquetas como dicen las madres, las madres de antes claro, requieren de mucha paciencia y cariño. Si haces las croquetas los domingos a la vez que limpias y ventilas la casa ya estás preparado para ser madre.

La genialidad de las croquetas, lo que las hace únicas es que todo lo que sobre en tu nevera es susceptible de convertirse en croquetas y además están tan ricas que te quemarás con la primera croqueta que te lleves a la boca pero repetirás. ¡No escarmentarás!

Además las croquetas son muy listas

El 16 de enero se celebra el Día de la Croqueta. ¿Pero porque en esta fecha? porque todavía quedan sobras de Navidad, del año anterior. Con los restos de la cena de Nochebuena y algo de destreza puedes elaborar croquetas del tamaño del Canal del Suez. Con los restos de turrón ya ni te cuento.

Las croquetas son ideales para llevar al trabajo en un tupper. Por ejemplo, a una reunión del Eurogrupo. Aunque corres el riesgo de que Merkel las termine recortando.

¡AH! recuerda que se llaman croquetas, no cocletas, crocretas, coquetas o cocretas.

Más sobre las croquetas…..

Via: GQ

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN