Las chuches en la salud de nuestros hijos

 

Las chuches en la salud de nuestros hijos. La gran mentira de que las chuches son sanas. Todas son malas para la salud. Cada vez más los fabricantes combaten la mala fama que tienen estas golosinas con etiquetas como «sin grasas» o «elaboradas con fruta». Pero que no te la cuelen: son una peligrosa bomba de azúcar que debe consumirse con gran moderación.

Insectos o pieles y cartílagos de cerdo, son algunos de los ingredientes de las chuches. Estos alimentos son la debilidad de los niños y también de muchos mayores, pero cuidado, esconden componentes que desconoces.

Demasiado buenas están las chuches para lo malas que son para la salud.

Aquí, una guía sobre dónde encontrar el equilibrio en la dieta de tus pequeños para que disfruten del manjar dulce por excelencia sin que suponga una visita extra al dentista.

Dónde está el equilibrio perfecto entre el exceso y la carencia de chuches en la vida de nuestros hijos

Si por ellos fuera, comerían chuches a todas horas y todos los días. Y nosotros tenemos el desagradecido rol de ser los cortarollos que impiden ese suministro. Nuestro papel como padres en este tema es particularmente complicado. Las chuches son inequívocamente horribles para ellos. Les excitan, les enfadan, les afectan a la salud… ¡las caries, Dios mío, las caries!

¿Sabes qué es malo también? La prohibición estricta de las chuches. Si eres ese padre que está convencido de que una frambuesa es tan deliciosa como una gominola y que un bizcocho integral de zanahoria mola tanto como una tarta de chocolate, tengo noticias para ti.

La primera es que quizás tengas razón. La segunda es que las chuches van a seguir teniendo el mismo poder, solo que ahora encima van a estar rodeadas de la imposible ‘molonidad’ de lo prohibido. Van a ocupar el mismo espacio en la mente y van a pillarse parcelas contiguas.

¿Qué podemos hacer? Dosificar, explicar, compartir con ellos pero suministrar. No toméis chuches a diario. Tampoco plantees un día de la semana como apto para chuches. Tómalo con naturalidad. Ofrece mucha fruta, mucha comida sana, pero de vez en cuando, tocan chuches, recuerda, solo de vez en cuando.

Es bastante difícil esquivar el hecho de que le van a ofrecer chuches todo el rato. El panadero le va a dar un Sugus cuando estéis comprando una barra. Demonios, si hasta los farmacéuticos, agentes responsables de la salud pública, tienen a veces botes de Chupachups y caramelos gratuitos al lado de la columna de la higiene dental.

En resumen: no seas el padre que le lleva bolsas de Lacasitos al parque en la merienda diaria, pero tampoco seas el padre que, en el cumple del amigo, le intenta convencer de que una chuche de la bolsa es suficiente y que en casa ya tienes uvas pasas que son igual de deliciosas y mucho más nutritivas. Suerte con eso, es complicado.

Las chuches en la salud de nuestros hijos

Foto: Pixabay

 

Te puede interesar: Los ingredientes de las chuches

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN