Las albóndigas suecas en realidad son de Turquía

Las albóndigas suecas en realidad son de Turquía

Una de las cosas fundamentales que nos viene a la mente cuando pensamos en Suecia, son sus albóndigas, este plato tan popular y que hizo famoso en todo el mundo la multinacional sueca IKEA. Pero es un error, las albóndigas no son suecas, en realidad provienen de Turquía.

De modo que cuando vayas a IKEA, no digas voy a comer unas albóndigas suecas. Las albóndigas suecas en realidad son de Turquía

La humilde albóndiga, según Sweden.se, no es tan local como son ABBA e IKEA.

 

La cuenta oficial de Twitter del país confesó: «Las albóndigas suecas en realidad se basan en una receta que el rey Carlos XII trajo a casa desde Turquía a principios del siglo XVIII. ¡Vamos a ceñirnos a los hechos!

De hecho, los orígenes de la merienda de carne picada se remontan a cuando Charles se vio obligado a huir de Suecia para exiliarse en Bender, cerca de Moldavia en el Imperio Otomano, después de perder una guerra contra Rusia.

Su exilio duró cinco años y cuando terminó trajo de vuelta un alijo de albóndigas turcas, café y coles rellenas, todas especialidades de Estambul.

Sweden. para compensar la mala noticia para los suecos, se apresuró a señalar otros grandes inventos del país para aquellos que estaban descontentos con el descubrimiento: «Pocas personas saben que el cinturón de tres puntos es un invento sueco», escribió.

Muchos ciudadanos turcos agradecieron al sitio por señalar el verdadero origen del producto alimenticio.

Las albóndigas suecas en realidad son de Turquía

Foto: Pixabay

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN