La Universidad de Harvard prueba los beneficios del aceite de oliva

 

La Universidad de Harvard prueba los beneficios del aceite de oliva. Una de las principales investigaciones científicas que se han llevado a cabo en nuestro país fue el estudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea). El gran logro de este trabajo científico fue confirmar y poner ciencia en algo que muchos de nosotros ya sospechábamos: que el aceite de oliva virgen extra (AOVE) es beneficioso para nuestra salud.

El trabajo fue elaborado por algunas de las instituciones más importantes de España, desde la Universidad de Navarra hasta el CIBERobn, pasando por el Hospital Universitari Sant Joan, la Universidad de Valencia o la de Barcelona.

Su repercusión fue mayúscula. Determinó que el consumo habitual de AOVE (en el conjunto de la dieta mediterránea) reducía el riesgo de padecer un evento cardiovascular en un 30%. Debemos tener en cuenta que, al contrario de lo que es común en multitud de estudios hechos a lo largo y ancho del globo, este trabajo científico contaba con un grupo de estudio gigantesco: 7.447 hombres y mujeres con un alto riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. La presencia, además, de un grupo de control y la vigilancia del consumo y la suplementación de aceite de oliva convirtieron este estudio en una referencia a nivel mundial. «Lo que recomendamos es que la única fuente de grasa alimentaria sea aceite de oliva, entre 40 y 50 gramos al día»

Pero, por supuesto, los estadounidenses quieren llevarlo todo un poco más allá, y vaya si lo consiguen. El mayor ejemplo de ello es la presentación que acaba de tener lugar del estudio ‘Olive Oil Consumption and Cardiovascular Risk in U.S. Adults’, publicado en el ‘Journal of the American College of Cardiology’, una de las revistas científicas más importantes del mundo, una réplica estadounidense del PREDIMED llevada a cabo con datos del Nurses’ Health Study y del Health Professionals Follow-Up Study, que suman, entre ambos, 92.978 sujetos de estudio. Pero sus autores no son exclusivamente estadounidenses.

Entre ellos se encuentran la doctora Marta Guasch-Ferré, de la Harvard T.H. Chan School of Public Health, o el doctor Miguel Ángel Martínez-González, catedrático de medicina preventiva de la Universidad de Navarra y catedrático visitante del Departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard. Según explica el propio doctor a Alimente: «Que nos repliquen el PREDIMED en Estados Unidos es un orgullo y una alegría. Es bueno tanto para ellos como para nosotros». Los resultados son más que notables: Un consumo de más de 7 gramos de este líquido al día reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares en un 14%, pero no nos adelantemos. Es importante conocer todos los aspectos de esta historia que, desde hoy, es incluso más beneficiosa para nosotros. Por ello, vamos por partes:

Qué es el AOVE y por qué es bueno
El aceite de oliva virgen extra (AOVE) es el producto líquido que se obtiene de la primera prensa de las olivas maduras. Las grasas representan entre un 98% y un 99% de su peso. En concreto, ácidos grasos, triglicéridos y fosfolípidos. Los ácidos grasos que contiene son: un 75,5% oleico, un 11,5% de palmítico y un 7,5% de linoleico. Esta composición y las propiedades de estos ácidos grasos convierten al AOVE en un protector de la salud cardiovascular debido a los efectos cardiosaludables de estas sustancias. Además, aunque el total del peso que representan es minúsculo, el aceite de oliva también es muy rico en polifenoles y carotenoides, que tienen diversas propiedades beneficiosas para la salud, destacando por encima del resto su capacidad antioxidante. Estas son las sustancias capaces de neutralizar las especies reactivas del oxígeno, también llamadas radicales libres, que son responsables del estrés oxidativo. Es necesario tener en cuenta que aceites de oliva hay de muchísimos tipos diferentes:

Aceite de oliva virgen extra. Es el mejor. Se trata del primero que sale de la aceituna tras prensarla en frío. Para ser considerado extra debe tener unas propiedades organolépticas exquisitas: no puede tener defectos (sabor u olor), su acidez no debe exceder el 0,8% de ácido oleico (0,8º de acidez) y no puede estar mezclado con otros aceites, aunque también sean virgen extra. Su nota de cata debe ser de un mínimo de 6,5 puntos. Aunque nos parezca ver este aceite por todas partes.

La Universidad de Harvard prueba los beneficios del aceite de oliva

Vía: Alimente

 

Te puede interesar: Porque la dieta mediterránea es la mejor dieta del mundo

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN