La cocina aragonesa, productos de alta calidad

La cocina aragonesa, productos de alta calidad

La cocina aragonesa, productos de alta calidad

Las hortalizas de la huerta aragonesa siempre se han caracterizado por su extraordinario sabor, como la borraja, prácticamente exclusiva de Aragón por su resistencia al frío, también son sorprendentes las alcachofas, excelentes hervidas y aliñadas con aceite, rehogadas con jamón, guisadas o incluso rebozadas. La lechuga también está muy valorada en la Comunidad de Aragón y está presente en una gran variedad de platos.

Aragón posee una de las huertas más ricas y variadas de España. La confluencia de tres ríos Ebro, el Huerva y el Gállego ha convertido esta zona en una de las huertas más fértiles. Tomates, cebollas, lechugas, pepinos, judías verdes, puerros, espinacas, coliflor, cardos, alcachofas, calabacines o borrajas son algunos de los productos típicos de estas tierras.

La cocina aragonesa, productos de alta calidad

La zona de producción de espárragos, amparada por la Denominación de Origen Específica Espárrago de Navarra reúne la producción de Navarra, Aragón y La Rioja. Espárragos blancos, verdes y morados son recolectados en el mes de abril en varias comarcas aragonesas entre las que destaca Borja, Cinco Villas, Tarazona y Jacetaria. El espárrago ha de poseer una textura suave y poco fibrosa.

Los platos más originales de la gastronomía aragonesa ofrecen un amplio surtido de especias y condimentos como tomillo, cilantro, romero, nuez moscada, clavo, pimienta, canela, jengibre, albahaca, pero sobre todo el azafrán.

La cocina aragonesa, productos de alta calidad

Azafrán, el oro rojo

El azafrán es la reina de las especias, un auténtico tesoro que cuenta con gran tradición en Aragón. El laborioso cultivo y recolección elevan su precio a cotas inalcanzables por ningún otro fruto. El azafrán se esconde entre las flores violáceas de la llamada Rosa del Azafrán, cada flor contiene tan sólo tres estigmas y para cosechar 450 gramos de azafrán se deben extraer más de 200.000 estigmas.

La cocina aragonesa, productos de alta calidad

Setas y quesos

La Comunidad de Aragón es una tierra rica en hongos, sobre todo, la trufa. La provincia de Zaragoza es un paraíso para los buscadores de setas especialmente junto al macizo montañoso del Moncayo. Aragón también tiene una extensa y arraigada tradición quesera, hay una gran variedad de quesos: con leche cruda o pasteurizada, de oveja, de cabra o de vaca, frescos o curado, más de 130 variedades diferentes de queso. De todos ellos, probablemente el más conocido es el de Tronchón, pero también son muy populares y aplaudidos los de Santa Bárbara en Alcañiz, los de Zaragoza como el Capricho de Vispe o los quesos del Pirineo Aragonés, sobre todo los del valle Benasque, Benabarre, Radiquero y Sieso.

La cocina aragonesa, productos de alta calidad

El jamón de Teruel

El clima seco y frío de las zonas más altas de la provincia de Teruel han propiciado las condiciones necesarias para obtener jamones de alta calidad. Los jamones amparados bajo la Denominación de Origen Jamón de Teruel proceden de cerdos alimentados exclusivamente con piensos naturales y son sacrificados hacia los 8 meses cuando su peso oscila entre los 110 y los 130 kilos. Al corte, el jamón presenta un color rojo de aspecto brillante, con grasa parcialmente infiltrada en la masa muscular y un sabor poco salado. El jamón de Teruel es muy solicitado tanto en España como fuera, de hecho, más del 50% de la producción está destinada a la exportación, principalmente a países de la Unión Europea, América, y Japón.

La caza

La caza representa una de las bases de la gastronomía tradicional aragonesa. Conejos, faisanes, ciervos, jabalíes o liebres son algunas de las piezas más solicitadas. El recetario regional presenta innumerables maneras de preparar el conejo, con caracoles, con espárragos o incluso con chocolate.

La cocina aragonesa, productos de alta calidad

Vía: Guía Repsol

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN