IV Congreso de Gastronomía y Salud. Zaragoza

 

El IV Congreso de Gastronomía y Salud bate el récord de inscritos con 600 personas. Este año se ha batido el récord de asistentes, que asisten muy atentos a las ponencias, talleres y demostraciones sobre la gastronomía y la salud.

Zaragoza, capital de la gastronomía y la salud.

“Tenemos que ser capaces de comer placenteramente, pero siempre con cabeza”

«¿Qué es comer bien?». Con esta pregunta se abrió ayer el IV Congreso de Gastronomía y Salud, organizado por HERALDO DE ARAGÓN. Así quiso Manuel Toharia, representante del comité científico, captar la atención del público que asistió a la jornada inaugural en el Palacio de Congresos de Zaragoza.

Con casi 600 inscritos, este año se ha batido el récord de asistentes, que hoy seguirán muy atentos a las ponencias, talleres y demostraciones. Tras dar la bienvenida, Toharia reivindicó la importancia de «comer con cabeza». «Comer bien incita a comer más, ya que cuando algo te gusta, repites». En este sentido, puso el acento en la salud, «que depende de un equilibrio relativamente complejo; tenemos que ser capaces no solo de comer placenteramente, sino con cabeza».

La periodista de Radio Nacional Pepa Fernández, presentadora y moderadora, también dejó su impresión: «Estamos en un momento en el que la relación entre lo que comemos y cómo nos sentimos nos preocupa más que nunca». Mikel Iturbe, director de HERALDO, ejerció de anfitrión, destacando que «hablar de gastronomía y salud es un binomio obligado e indisoluble, algo que demuestra el éxito de inscripciones en esta edición». A su lado se sentaron los consejeros José Luis Soro y Joaquín Olona, que defendieron la importancia de la gastronomía como «parte esencial de la cultura de cualquier pueblo».

Demasiada población

Miedos alimentarios, el futuro del abastecimiento y la dieta mediterránea fueron algunos de los temas que se abordaron a continuación. El sociólogo Miguel Ángel Almodóvar ofreció un dato para una profunda reflexión: «Hasta agosto de este año se han consumido más alimentos de los que el planeta puede producir en todo 2018». En la misma línea apuntó que en 2050 habrá que alimentar a más de nueve mil millones de personas. «Actualmente se destina un tercio del suelo del planeta para cultivar alimentos; sin embargo, la calidad del suelo también se agota». El sociólogo habló de alternativas que se estudian en estos momentos como la denominada hidroponía, un método de cultivo industrial que utiliza soluciones acuosas con nutrientes químicos como soporte.

También intervino el doctor en Bioquíma José Miguel Mulet señalando algunos miedos alimentarios y los falsos mitos vinculados al sector agroalimentario. A su juicio, existen preocupaciones bastante extendidas que, sin embargo, no tienen efectos demostrados contra la salud, a pesar de que la creencia general sea distinta. «Actualmente, lo que más inquieta a los consumidores son los transgénicos y los pesticidas». Sobre los miedos alimentarios dijo que «es una cuestión de marketing». «Si ponemos el foco en lo que no es importante, al final terminamos olvidando lo trascendental», concluyó.

En otra de las ponencias, Josep Bernabeu y Ana Zaragoza presentaren el grado y el máster en Gastronomía de la Universidad de Alicante, y las doctoras Raquel Virto y Esther de las Hera cerraron la jornada hablando de la fermentación y la etiqueta limpia.

IV Congreso de Gastronomía y Salud

Organizado por Heraldo de Aragón

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN