¿Hay un café pagado?, una bella iniciativa de solidaridad

La siguiente historia que voy a contaros la vivió Paloma Gómez Borrero, es real y todo un ejemplo de solidaridad para los que no tienen ni para poderse pagarse un café. Como ella dice, ojala todos los cafés, bares y restaurantes del mundo tomaran esta iniciativa como propia, harian felices a muchas personas humildes y tan solo con un humilde café.

Nápoles es una ciudad maravillosa que, a pesar de tantos siglos de tragedias sufridas, siempre tiene un impresionante optimismo, ganas de sonreír, ganas de ver la vida de color de rosa.

 

Para que os hagáis una idea de lo que quiero decir, tienen una costumbre que yo creo que sería precioso poderla introducir en todas las ciudades del mundo. Recuerdo que una vez, en el barrio más pobre de Nápoles, entré a un establecimiento para tomarme un café -toda la ciudad huele a café porque es lo que necesitan sus habitantes; puedes no tener nada que comer, pero si no tienes un café, allí te mueres-, y cuando lo estaba tomando, oí que alguien entraba, se acercaba a la cajera y le preguntaba: «¿hay un café pagado?», a lo que la cajera respondió volviéndose hacia el camarero y diciéndole: «un café pagado para el señor».

Pues bien, el rato siguiente transcurrió con un continuo ir y venir de gente que entraba y decía: «un café para mí y dos pagados». Llegados a ese punto, yo quería enterarme de qué era esto del café pagado, por lo que se lo pregunté a la cajera. Ella me dijo que muchas veces uno no tenía dinero para pagarse un café y, en cambio, otros sí lo tenían no sólo para pagarse el suyo propio, sino también para dejar pagado el de un desconocido. Los clientes no sabían a quién podía tocarle, por eso los camareros escribían rayitas sobre los cafés pagados; así, cuando alguien llegaba y preguntaba si había un café pagado, si efectivamente lo había, se le ofrecía gracias a una persona de la que ni siquiera conocía su aspecto.

No me digáis que no es una de las costumbres más bonitas y solidarias que hay.

Foto: aquí

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN