Hay que reducir el consumo de carne ya mismo

 

Hay que reducir el consumo de carne. No solo está en juego nuestra salud, también la del planeta. No podemos seguir mirando para otro lado, ignorando los consejos de los científicos en la materia.

Es urgente cambiar nuestra dieta y reducir de forma drástica el consumo de carne, pero también la producción. Sobre todo en España, ya que es el segundo país de Europa con el mayor consumo de carne y donde crecen como setas los proyectos de macrogranjas o ampliación de las existentes actualmente.

Estamos ante una abrumadora evidencia científica. Diversos organismos internacionales y entidades piden cada vez más una reducción del consumo de carne para salvaguardar nuestra salud y la del planeta. No podemos seguir viviendo como si nada pasara. Aunque sea porque nos lo están exigiendo jóvenes y adolescentes de todo el mundo, los primeros que necesitan un alimentación sana y sostenible, fuerzas para seguir luchando y un planeta dónde vivir y ser felices.

Es urgente una auténtica revolución alimentaria. Si nuestros dirigentes políticos no tienen la valentía para ponerla en marcha, tú si que puedes puedes hacerlo desde mañana mismo. La “dieta de salud planetaria” propuesta por la ciencia es “una dieta flexitariana, la cual se basa principalmente en alimentos de origen vegetal pero opcionalmente puede incluir cantidades modestas de pescado, carne, y productos lácteos”.

Aquí 5 formas de reducir el consumo de carne y lácteo

Reduce las raciones de carne. Cuando comas carne, come cosas con algo de carne y no carne con cosas. Los lácteos no son imprescindibles. Nos han vendido la moto y además estropeada Hay muchos alimentos igualmente ricos en calcio e incluso más. Así que consume lácteos moderadamente.

Planifica tu menú. Cuando no lo haces es muy fácil recurrir al filete a la plancha, a la hamburguesa o a la comida procesad, para salir del apuro algo rapidito que se haga en un plis plas y no es así.

Consume ecológico. La inmensa mayoría de las personas que comen alimentos ecológicos reducen el consumo de carne y otros derivados animales. Además, los alimentos ecológicos son más sanos, por tanto mucho mejores para tu salud.

Exige una dieta menos cárnica en el colegio de tus hijos. Los diagnósticos existentes demuestran que se sirve un exceso de proteínas animales en los comedores escolares españoles.

¿Sabes de dónde viene la carne que consumes? Alrededor del 80% de los productos derivados de animales consumidos en España provienen de la ganadería industrial y de macrogranjas.

Recuerda, a más consumo  de carne

  • Más cambio climático
  • Más contaminación
  • Más deforestación
  • Más sufrimiento animal
  • Menos salud (cánceres, diabetes, enfermedades cardiovasculares, entre otras)
  • Menos agua
  • Menos biodiversidad
  • Menos tierras disponibles

Hay que reducir el consumo de carne

Foto: Pixabay

Vía: Ecoticias

 

Escribe un comentario

Colaboradores

DELICATESSEN