Ferran Adriá abre el nuevo elBulli

Ferran Adriá abre el nuevo elBulli

Ferran Adriá abre el nuevo elBulli

 El restaurante elBulli, inspirado en la casa de Salvador Dalí, podrá visitarse «sin masificación» y abrirá a finales de 2017 o principios de 2018

El nuevo restaurante elBulli abrirá sus puertas a finales de 2017 o a principios de 2018 concebido como un «laboratorio de investigación sobre la innovación», ha explicado este jueves el cocinero Ferran Adrià.

En declaraciones a Rac1 recogidas por Europa Press, el chef español ha dicho que el establecimiento «no será un restaurante convencional», y ha definido el nuevo proyecto como el ‘medialab’ del MIT mezclado con elBulli taller.

«Siempre dijimos que volvíamos. El 30 de julio hará cinco años. Vuelve elBulli en Cala Montjoi y volvemos con toda la ilusión con un proyecto increíble», ha dicho.

Será un laboratorio de investigación sobre la innovación, que se podrá visitar pero sin masificación y que se asemejará a la casa del pintor Salvador Dalí en Portlligat (Girona).

Según el chef, la misión principal no será la cocina, sino las disciplinas donde la innovación es importante, y todos los procesos creativos estarán colgados en Internet, ha garantizado.

Europa Press.

Ferran Adriá

La originalidad, la singularidad y la innovación de Ferrán Adría se plasman en sus comidas, logrando creaciones únicas y a su vez, a través de su esmerada y compleja investigación, que la cocina española haya superado a la francesa, conquistando a los gourmets de EE.UU. y al propio New York Times.
Ha dicho en alguna oportunidad: «Hoy, con los progresos de la comunicación, la cocina ya no es un monopolio europeo o americano». «El mundo es grande. China, Japón, Brasil… el futuro nos permitirá compartir las culturas. Es lo contrario de la globalización».
En su cocina se puede apreciar un derroche de imaginación, trabajo, provocación y un talento innato, que se caracteriza en algo tan simple como no copiar a otros. Para él, la gastronomía implica que el comensal use y aplique todos sus sentidos; esto es, utilizar tanto la vista, el aroma y el gusto como, Ferran se empeña en esto, el tacto, esencial en las texturas, e incluso el oído, escuchando el crujido de algunas de sus preparaciones. Esto es lo que hacen los pediatras con los niños, pero evidentemente algo que el hombre no debe de dejar jamás, la posibilidad de poder con cada bocado volver a conocer nuevas sensaciones.

Datos extraidos de: Revolución Gastronómica

 

Escribe un comentario

Colaboradores

Tu frutería de calidad
Tu frutería de calidad
DELICATESSEN